Conoce tres actividades que te ayudarán a hacerle frente a la pérdida para no generar conductas destructivas. 

duelo2.jpg

La pérdida es parte inherente y natural del ciclo de la vida. En el mismo proceso de crecimiento y desarrollo humano va implícita la pérdida.

Existen pérdidas que son más evidentes  y dolorosas que otras,  como pueden ser  la muerte de un ser querido, la ruptura en una relación de pareja, el desempleo, ver frustrado algún plan de vida, la partida de un amigo (a), entre otras. Si reflexionamos en los momentos de nuestra vida, siempre ha estado presente alguna pérdida de diferente impacto para el estado anímico.

Para asimilar asertivamente una pérdida, cualquiera que esta sea, primero debemos identificar las fases de un proceso de duelo, mismas que a continuación nombraremos.

Dependiendo del autor se pueden enumerar diferentes fases, pero las más comunes son: 

  1. Negación.
  2. Negociación con la realidad.
  3. Depresión.
  4. Ira
  5. Aceptación.

duelo1.jpg

¿Cómo podemos hacerle frente a la pérdida sin desarrollar conductas y sentimientos destructivos?

  1. Expresa abiertamente tus sentimientos. Ya sea que tengas confianza para platicar y compartir tu sentir con algún amigo o familiar, o prefieras escribir al respecto e, incluso, realizar alguna actividad artística o física que sirva como canal de desahogo.
  2. Ten una rutina con horarios y actividades fijas. Continuar con tus actividades, ya sea trabajo, escuela u otras es importante. Estas actividades deben tener fechas y horarios determinados y respetados a pesar de que no se tenga el ánimo para realizarlas. Apegarte a dicha rutina te ayudará a concentrar tu atención en la realidad para ir asimilando gradualmente la pérdida.
  3. Establece espacios para tu pérdida. Determina algún día, lugar y/o actividad específica para pensar y reflexionar sobre la situación o persona que perdiste con la finalidad de permitir que tu noción de la realidad se adapte gradualmente a la ausencia, logrando la aceptación a través de identificar aquellos recuerdos que son valiosos y nutritivos para tu vida, así como desechar aquellos que ya nos son constructivos.

Recuerda que no hay parámetros de cuánto tiempo deben durar los sentimiento y conductas derivados de la pérdida, cada personalidad tiene sus propios tiempos; sin embargo, si notas que éstas se han prolongado más de un año y sigues experimentando sentimiento con la misma intensidad o incluso se han incrementado, es importante que asistas con un especialista de la salud mental.

Estudia una Licenciatura en Psicología

Tópicos: Licenciatura en Psicologia
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Conoce nuestro Hospital Simulado