<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-NFL6FC" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cuando estamos en periodo de exámenes o fin de cursos padecemos de estrés académico. ¿Lo has sentido? ¿Sabes cómo reducirlo? Aquí te decimos.

Estrés académico: 6 claves para reducir su efecto

Nerviosismo, ansiedad, insomnio, gastritis, irritabilidad, falta de apetito… son tan sólo algunos síntomas de lo que conocemos como estrés, pero además si lo contextualizamos a un entorno educativo, se denomina estrés académico y para algunos estudiantes es algo cotidiano, especialmente en época de exámenes o de presentaciones finales.

Pero, ¿cómo podemos minimizar el estrés en estos periodos en particular? A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para reducirlo.

1. El estrés disminuye cuando empiezan a estudiar mejor o más efectivamente, es decir cuando te preparas con tiempo. Es mejor estudiar un poco todos los días que demasiado una noche antes del examen.

2. Estudia ordenadamente y sin prisas, asegúrate de contar con todos los apuntes y ejercicios realizados en clase. Cuanto más sepas de tus materias, más seguro te sentirás.

3. Mientras estudias o preparas tu presentación aplica la regla 45-10, es decir por cada 45 minutos de estudio con descansos de 10 minutos.

4. Cuando estudies toma agua; mantener hidratado al cerebro facilita la concentración, mejora el estado de ánimo y la memoria.

Estrés académico: 6 claves para reducir su efecto

5. Comer sano y equilibradamente ayuda a la concentración. Evita presentar un examen sin haber desayunado, procura ingerir verduras, cereales y frutas. Entre clase y clase, consume frutos secos (arándanos, nueces o cacahuates) y evita las grasas, frituras, carnes rojas y azucares, pues éstas dificultan la concentración e incrementan la ansiedad.

6. Desvelarte en periodo de exámenes alimenta el estrés; procura dormir entre siete y ocho horas,  lo cual te ayuda a la concentración.

Además de los consejos previos al examen vale la pena que consideres las siguientes recomendaciones que tienen una base en la Pedagogía, durante el examen o presentaciones:

  • Llega temprano, pues la prisa descontrola y genera tensión.
  • Antes de empezar a contestar revisa todo el examen. Lee detenidamente las instrucciones y si no te quedan claras, pregunta de inmediato.
  • Inicia respondiendo las preguntas en las que estás completamente seguro, eso te dará confianza.
  • Si de pronto te bloqueas, brinca la pregunta y sigue contestando lo que sí te sabes.
  • Marca las preguntas en las que no estás completamente seguro y después vuelve para corroborarlas.
  • Procura cambiar de posición para irte relajando.
  • No te presiones cuando tus compañeros empiecen a salir porque han concluido su prueba, recuerda que no te están evaluando rapidez.
  • Si te encuentras tenso y nervioso durante el examen, relájate, tú tienes el control. Respira lenta y profundamente.
  • No te alteres pensando en lo que no pudiste repasar o aprender previo a la evaluación, por lo que es mejor que te enfoques y dejes a un lado la preocupación y nerviosismo.

Estrés académico: 6 claves para reducir su efecto

Independientemente de los resultados de tus exámenes, recuerda evaluar objetivamente tu desempeño e implementa acciones inmediatas de mejora para estar más relajado y seguro para los próximos exámenes.

Si te interesa diseñar estrategias de enseñanza y aprendizaje, la Licenciatura en Pedagogía es para ti. Conoce más sobre esta carrera aquí.

Leer más   

Tópicos: Licenciatura en Psicologia, Maestria en Educacion, Diplomado en Psicologia Educativa
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Tu educación: la mejor inversión