<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-NFL6FC" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

El suelo pélvico es un conjunto de estructuras que cierran en forma de rombo el estrecho inferior de la cavidad abdómino-pelviana, para el cual existen tratamientos fisioterapéuticos. Conoce más aquí. 

fisioterapia .jpg

fisioterapia -1.jpg

En los últimos 20 años, la Fisioterapia en México ha evolucionado el manejo del paciente en diversas patologías que antes no se consideraban, proporcionando un tratamiento integral y biopsicosocial para el individuo.

Los fisioterapeutas como profesionales de la salud se especializan en diversas áreas de la medicina. Debido a ello, hay terapeutas dedicados a niños, adultos, neonatos, etc. Ya no son exclusivos para las áreas deportivas u ortopédicas.

Un ejemplo de lo anterior es la Fisioterapia de Suelo Pélvico, la cual es una especialidad  “que se centra en la prevención y el tratamiento de todos los tipos de trastornos funcionales de las regiones abdominal, pélvica y lumbar, como la incontinencia urinaria, considerada un problema de salud de alta prevalencia en mujeres, hombres, niños y ancianos”.

Pero ¿Qué es el suelo pélvico?

Es un conjunto de estructuras que cierran en forma de rombo el estrecho inferior de la cavidad abdómino-pelviana. Los elementos que componen son los dos huesos ilíacos, el sacro y el coxis, cuatro articulaciones, ligamentos que unen el útero (en caso de las mujeres) al pubis, la parte anterior de  la vejiga, el área ano-coxigea y la musculatura que envuelve y mantiene en su lugar a estos elementos.

Los fisioterapeutas dedicados a la rehabilitación del suelo pélvico  utilizan intervenciones como el diagnóstico fisioterapéutico, la educación e información de los pacientes, el entrenamiento de la musculatura del suelo pélvico, el entrenamiento de la vejiga, la estimulación eléctrica, la biorretroalimentación, entre otras.

suelo pelvico.jpg

El acudir a un fisioterapeuta especializado en el suelo pélvico no es exclusivo para las mujeres, sino que también incluye a varones que están pasando por una afección que involucra esta zona del cuerpo. En muchas ocasiones son referidos por los urólogos.

De esta rama de la fisioterapia se desprenden los ejercicios que presentamos a continuación para controlar o reducir la incontinencia urinaria. Recuerda que estos ejercicios deben ser supervisados y dosificados por un profesional, y siempre que haya alguna duda o sintomatología deberán acudir al médico o fisioterapeuta de confianza:

Ejercicios de Kegel

  1. Trate de detener el flujo de orina por 8 segundos y posteriormente continuar el flujo de la misma. Hacer esto dos o tres veces al día.
  2. Apriete los músculos del ano por 8 segundos (como si estuviera evitando ir al baño.), posteriormente relaje sus músculos. Hacer esto dos o tres veces al día.

Es importante que al hacer sus ejercicios Kegel recuerde: No detener la respiración, no empuje hacia abajo, apriete los músculos al mismo tiempo e imagine que está tratando de levantarlos, no apriete los músculos de su estómago, nalgas o muslos.

¿Quieres estudiar Fisioterapia?

Tópicos: Licenciatura en Fisioterapia
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Tu educación: la mejor inversión