<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-NFL6FC" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Un diente sano puede tener ligera movilidad. Cuando un diente presenta movilidad anormal se puede deber a diferentes factores que aquí te decimos.

se_te_mueve_un_diente.png

La anatomía de los dientes se encuentra compuesta en dos partes: la corona, que corresponde a la porción que podemos visualizar y la radicular, que son las raíces, las cuales se encuentran embebidas en el hueso alveolar (no visibles, solo en imagen radiográfica). Entre la raíz  y el hueso alveolar se encuentra el ligamento periodontal.

En condiciones normales, los dientes deben de tener el 100% de la raíz cubierta por hueso con una longitud mínima equivalente a dos terceras partes del tamaño de la corona.

Los dientes no se encuentran fijos dentro del hueso, ya que alrededor de la raíz está el ligamento periodontal, el cual va a distribuir las fuerzas. Un diente sano puede tener ligera movilidad dentro de los límites normales sin que esto sea preocupante.

Cuando un diente presenta movilidad anormal se puede deber a diferentes factores. Los principales son:

Se me mueve un diente ¿por qué?

  • Reabsorción de hueso por problema periodontal:  

El acumulo de placa dentobacteriana y la formación de sarro provoca que las bacterias empiecen a reabsorber o destruir el hueso que se encuentra alrededor de la raíz, dando como resultado pérdida de fijación del diente y movilidad del mismo.   

Lo recomendable es acudir al Odontólogo para tratar la enfermedad periodontal y evitar que se siga perdiendo hueso.

En casos graves, el avance de la enfermedad periodontal es tal, que los dientes llegan a moverse tanto que no es posible conservarlos.

Algunas veces funciona colocar férulas de diferentes materiales para retener temporalmente los dientes. En otros casos también pueden tratarse con injertos de hueso.

Se me mueve un diente ¿por qué?

  • Reabsorción radicular por tratamiento de Ortodoncia

Cuando en el tratamiento de ortodoncia se aplican fuerzas inadecuadas,  sin buena supervisión de un especialista, puede tener como consecuencia la reabsorción de la raíz, dando como resultado que la raíz disminuya en su longitud y el diente tenga menos soporte por lo que presenta movilidad.

En estos casos debe de manejarse con el Ortodoncista y Periodoncista, para evaluar la necesidad de férulas y mantener los dientes en boca. En casos graves es necesaria la extracción.

Se me mueve un diente ¿por qué?

  • Reabsorción radicular por golpes o traumatismos

En el caso de haber recibido algún golpe directo o indirecto en los dientes, con el paso del tiempo puede presentarse reabsorción radicular como consecuencia al traumatismo recibido y los cambios celulares que ocurrieron en el diente que sufrió el impacto.

Para evitarlo, es necesario acudir al Odontólogo para que pueda determinar la magnitud del daño. El diente se mantiene en observación.  En caso de presentar movilidad a consecuencia del traumatismo, será necesario revisar la mejor opción de tratamiento para mantener el diente en boca.

Ante la duda de si un paciente detecta que sus dientes tienen movilidad anormal, es necesario acudir con el Odontólogo para que realice un diagnóstico y posible etiología de la movilidad. Una vez realizado el diagnóstico se podrá dar un pronóstico y plan de tratamiento.

Conviértete en Cirujano Dentista

Tópicos: Licenciatura en Cirujano Dentista
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Tu educación: la mejor inversión