<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

Aunque el bachillerato ya forma parte de la enseñanza básica y la cobertura alcanza un 82%, los índices de abandono escolar no disminuyen. ¿Por qué?

abandono_escolar_problemas_casa.jpg

En México cada año, cerca de 600 mil alumnos abandonan sus estudios de bachillerato, así lo reveló el estudio: “La educación obligatoria en México 2017”, que elaboró  el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Aunque los índices de cobertura en este nivel educativo mejoraron mucho, pasando de un 64 a un 82% en solo cinco años (SEP), la realidad es que esto no ha sido suficiente aliciente para los jóvenes que simplemente no permanecen inscritos.

De acuerdo con nuestra especialista en Ciencias de la Educación y Psicología Social, y gerente de vinculación estudiantil en UNITEC, Deyanira Semadeni Rosete, los motivos que llevan a los alumnos a dejar las aulas son distintos: “el factor económico es uno de los más importantes, ya que los chicos empiezan a trabajar, por alguna situación en casa o tema personal (embarazo adolescente, adicciones o complicaciones económicas en la familia), y abandonan sus estudios, ya que la mayoría de los sistemas públicos no permiten estudiar y trabajar al mismo tiempo”.

La distancia que separa a los alumnos de los centros educativos y los trayectos complicados desalientan a los jóvenes que no ven como opción pasar horas en el transporte público para llegar a clases, de acuerdo con nuestra especialista.

Otro factor es vivir dentro de un ambiente familiar disfuncional o desequilibrado. “Muchas veces la ausencia del padre o de la madre obliga a que los chicos tomen el papel protagónico en casa en el tema de sustento económico, lo que los obliga a encontrar un empleo o a atender las cuestiones del hogar”, comenta Deyanira Semadeni.

abandono_escolar_clases_aburridas.jpg

En México cada año, cerca de 600 mil alumnos abandonan sus estudios de bachillerato, así lo reveló el estudio: “La educación obligatoria en México 2017”, que elaboró  el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

PLANES DE ESTUDIO POCO DESAFIANTES

Sin embargo, no todo cae en la cancha de los estudiantes. Deyanira Semadeni considera que “la didáctica de las clases en el bachillerato no logra atrapar totalmente la atención de los chicos. Es decir, en la mayoría de las escuelas no hay una evolución en el método de enseñanza”.

Sin duda los alumnos y sus formas de aprender ya no son los mismos de hace algunos años, las nuevas tecnologías trajeron evolución y cambiaron las formas de adquirir nuevos conocimientos. “Las instituciones educativas y profesores, sobre todo los de bachillerato, no han logrado encontrar la clave para aprovechar estas nuevas herramientas en beneficio de una mejor método de enseñanza”, asegura la especialista en Psicología y Educación.

abandono_escolar_seguimiento_UNITEC.jpg

Ante esta situación, existen instituciones educativas que se preocupan, cada vez más, por dar un acompañamiento a los alumnos que estudian el nivel medio superior con la intención de que no abandonen sus estudios.

Por ejemplo, en Prepa UNITEC estamos convencidos de que la preparatoria debe sentar las bases para que los estudiantes continúen con su formación en el nivel superior, es por eso que contamos con el modelo de Prepa Universitaria, que entre sus ventajas cuenta con un sistema de orientación vocacional robusto, lo que facilita la toma de decisión del alumno de cara a la elección de una licenciatura.

Brindamos un acompañamiento integral del alumno, que se mantiene de principio a fin de su estancia en nuestra institución, a través de herramientas como el Centro de Apoyo y Desarrollo Estudiantil (CADE), que tiene como principal misión brindar asesoría académica y emocional a los alumnos.

Otra de las herramientas que tenemos en los 8 Campus de UNITEC que se encuentran en el país es el orientador, que se encarga de dar seguimiento a los estudiantes que están en problemas del primero al tercer cuatrimestre, periodo en el que se presenta el índice más importante de deserción. Mientras que la alarma académica tiene como objetivo monitorear a los alumnos y avisar a tiempo cuando uno de ellos presente continuas faltas o repruebe materias.

Finalmente, Deyanira Semadeni indica que “es preciso comunicar que nuestros profesores también se encuentran bajo un sistema de monitoreo y evaluación, lo que permite la mejora constante de la academia en función de la satisfacción del alumno y sus exigencias de aprendizaje”.

Prepa UNITEC tiene un modelo educativo diseñado para identificar y combatir estos problemas. ¡Conoce más de Prepa UNITEC!

Conoce + de Prepa UNITEC

Tópicos: Prepa UNITEC, Padres de Familia
Banner-CTA-REU

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Por qué estudiar una Licenciatura en Enfermería (infografía)