<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

Los jóvenes ya no distinguen la violencia que generan y de la que son víctimas, pues el acoso escolar se ha vuelto parte de su realidad.

Bullying en la escuela: la naturalización de la violencia entre los jóvenes

“Eso siempre ha existido, solo que ahora se le llama de otra forma”, esta es la respuesta que los padres de familia suelen darme cuando expongo el tema de bullying en la escuela en los talleres que he impartido en los últimos dos años en escuelas de nivel secundaria y preparatoria. Y es justo en estas palabras donde, desde mi perspectiva, radica la problemática del acoso escolar en nuestros días y de otras conductas para-sociales, como el uso de drogas, la violencia en el noviazgo y otras más que realizan los adolescentes.

Es cierto, la intimidación no es un fenómeno nuevo y existe en todas las escuelas, sin embargo, no se trata de simples juegos y chistes. ¿Recuerdas cuánto molestaban, hostigaban e intimidaban a algún compañero o compañera por su físico, por su retraimiento, por mostrar dificultades en sus habilidades sociales, por no lograr defenderse a sí mismo, etcétera?

Estas situaciones se han repetido una y otra vez hasta que se convirtieron en algo cotidiano, a tal grado que hoy en día los adolescentes no perciben la violencia que generan o de la que son víctimas, porque ya es parte de su realidad y no la identifican fácilmente.

Bullying en la escuela: la naturalización de la violencia entre los jóvenes

El ingrediente web

A parte de la naturalización de la violencia por parte del adolescente, se añade otro elemento que agrava la situación: la tecnología hace que el fenómeno del acoso escolar traspase los muros de las escuelas y se arraiguen en su vida cotidiana, sobre todo a través del uso de las redes sociales.

Al acoso que se realiza utilizando las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) se le conoce como ciberbullying. Este fenómeno generó otras variantes de violencia a las que también deben enfrentarse los adolescentes como:

  • Stalking: hostigamiento que está basado en llamadas por teléfono, mandar mensajes por teléfono (SMS), y correo electrónico (inbox)
  • Grooming: cuando un adulto engaña a un menor a través de programas de comunicación como los mensajes, chat o redes sociales intentando obtener imágenes de contenido sexual
  • Sexting: envío de contenidos eróticos o pornográficos por medio de teléfonos móviles

Bullying en la escuela: la naturalización de la violencia entre los jóvenes

Acciones para erradicar el acoso

Aunque el bullying es problema de toda la sociedad, el gobierno actual tomó acciones para prevenir y combatir este tipo de agresiones dentro del Plan Nacional de Desarrollo. Dentro de este proyecto se cuentan los programas sobre acoso escolar que lanza la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Específicamente, en el caso del Estado de México, se cuenta con un acuerdo de la SEP denominado Acuerdo Escolar de Convivencia que tiene por objetivo orientar y regular las relaciones interpersonales, con el propósito de favorecer la sana convivencia y contribuir a la calidad del aprendizaje. Mismo que todo operador de instituciones educativas debemos considerar para su aplicación en pro de la disminución del acoso escolar.

De igual forma se cuenta con el Protocolo de Actuación para una Escuela Libre de Violencia, que realiza el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, en conjunto con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, la Asociación Nacional de Padres de Familia, así como la Asociación Educadores sin Frontera. En este artículo se hacen diferentes recomendaciones de cómo debemos actuar los profesores cuando nos enfrentamos a situaciones de acoso o violencia escolar. 

Estas acciones no eximen a los padres de familia de la responsabilidad de generar en sus hijos valores bien cimentados. Sin embargo, hay algunas otras organizaciones de ayuda que pueden orientarlos, tanto a los padres como a los profesores, para prevenir, detectar y combatir situaciones de acoso escolar a las que se podrían enfrentar sus hijos y alumnos, por ejemplo la Fundación en Movimiento.

Pero sea cual sea la norma o protocolo que debamos seguir, lo más importante es no olvidar que el problema de la violencia es asunto de todos los actores de la sociedad, y sobre todo de quienes tenemos la gran responsabilidad de educar y formar a los futuros ciudadanos. Por ello no debemos aludir nuestra responsabilidad, ya que tarde o temprano nuestras acciones u omisiones en el tema de acoso escolar nos traerán repercusiones a todos.

 Conozca más del CADE

Tópicos: Prepa UNITEC, Padres de Familia
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Por qué estudiar una Licenciatura en Enfermería (infografía)