<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

Si tienes problemas con el despertador, estas claves para despertarte temprano te ayudarán a vencerlo cada mañana y, de paso, sacar lo mejor de tu día. 

tips-despertarte-temprano.jpg

Dan las 6:40 de la mañana. Tu despertador suena (por tercera vez), y tú lo apagas malhumorado; cierras los ojos cinco minutos más y, finalmente, después de un esfuerzo sobrehumano, pones un pie fuera de la cama. ¡Cómo desearías poder quedarte dormido hasta el mediodía!

¿Esto te suena familiar? Lo más probable es que no estés sacando el máximo provecho de tu energía. De acuerdo con varios estudios científicos, las personas que se despiertan antes del amanecer —y que no titubean al hacerlo— tienen más posibilidades de ser exitosas. Por ejemplo, Howard Schultz, CEO de Starbucks, se despierta a las 4:30 de la mañana para hacer ejercicio, pasear a sus perros, tomar café y desayunar con su esposa.

Pero, ¿por qué madrugar se traduce en mayores posibilidades de éxito? De acuerdo con un estudio realizado por Christoph Randler, profesor de biología de la University of Education en Heidelberg, Alemania, y publicado en el Harvard Business Review, las personas que comienzan sus actividades temprano por la mañana suelen ser más proactivas que aquellas a quienes “se les pegan las sábanas”.

Relacionado: Mejora tu productividad con la Técnica Pomodoro

Aunque, de acuerdo con ciertas investigaciones, las personas que tienden a despertarse tarde suelen ser más inteligentes y creativas (además de ser más sociables y tener un mejor sentido del humor que las madrugadoras), las últimas suelen ser más organizadas y tener los puestos directivos en las empresas.

¿Quieres mejorar tus posibilidades de alcanzar tus objetivos y tener éxito en lo que te propongas? Ya sabes lo que debes hacer: despertarte más temprano. Para conseguirlo, sigue estos tips.

1. Lo obvio: duérmete más temprano (duh)

Se dice fácil, pero ¿cómo? Hay varias claves para conciliar el sueño en un buen horario. Cena temprano, y una hora antes de dormir, apaga la televisión y desconéctate del celular. Por favor: deja de contestar los correos de trabajo. Puedes acostarte a leer o hacer alguna actividad tranquila que te ponga en el ánimo de descanso. Básico: usa la cama sólo para descansar. ¡Nada de trabajar o estudiar entre sábanas! De este modo, cuando te acuestes, tu mente se programará y sabrá que es momento de dormir.

2. Sal temprano de casa

Salir temprano de casa te ayudará a despertar. La luz del sol restablece tu reloj circadiano y te ayuda a incrementar tus niveles de energía. Si te cuesta trabajo despertar, tan pronto lo hagas sal a correr, pasear a tus perros o hacer alguna otra actividad al aire libre.

claves-despertarte-temprano-gif.gif

3. Despiértate todos los días a la misma hora

Ésta es la mejor forma de crearte el hábito de despertar temprano. Al principio será doloroso, pero te aseguramos que al cabo de un par de semanas lo lograrás sin esfuerzo alguno. Hazlo de manera gradual: comienza por despertarte a las 6 de la mañana; al cabo de unos días, retrasa tu alarma media hora, y después, una hora completa. Por supuesto, esto incluye fines de semana: las personas madrugadoras se despiertan temprano incluso los sábados y domingos. Evita tomar siestas.

4. Prepárate la noche anterior

Adelanta lo más que puedas la noche anterior: apunta tus pendientes, escoge la ropa que usarás  y plánchala. Mentalízate sobre lo que harás al despertarte y planea tu mañana: ¿cuánto tiempo te tomará bañarte y arreglarte para salir? ¿Desayunar, tomar café, leer las noticias de la mañana? ¿Salir y llegar a tiempo al trabajo o la universidad? Elimina de tu rutina los pasos innecesarios.

5. Despiértate a la primera

Pon la alarma lejos de la cama para evitar la tentación de presionar el botón de snooze. Por favor, olvídate del pésimo hábito de dormir 5 minutitos más: esto solo vuelve el despertarte más difícil. Si suena tu despertador y vuelves a dormir, te sentirás con menos energía durante el día: no sólo no descansarás más, sino que predispondrás tu cerebro a no quererse despertar y comenzar el día. Levántate a la primera, por más trabajo que te cueste: verás que pronto no te costará nada de trabajo. Una vez que te despiertes realiza alguna actividad estimulante, como bañarte con agua tibia (sí es fría ¡mucho mejor!) o abrir las cortinas y poner música.

¿Quieres saber cuáles son los hábitos de las personas exitosas? Mira este video y descúbrelo. ¡Empieza hoy mismo y construye tu futuro!

Mira el video y conoce los hábitos de las personas exitosas

Tópicos: Vida Universitaria
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Conoce nuestro Hospital Simulado