¿Buscas crear un ambiente propicio dentro de tu organización donde los colaboradores generen ideas y fortalezcan el desempeño para el logro de los objetivos? ¡Una experta en Psicología Organizacional te explica cómo hacerlo!

Cómo gestionar las emociones dentro de tu organización

¿Alguna vez has estado en una situación en la que te has dicho: “Por qué hice esto, por qué reaccioné como lo hice?” “¡Vaya, no era para tanto!”, luego habrás reflexionado.

Si es que te ha pasado esto es que, seguramente, fuiste víctima de tus propias emociones, esas reacciones que están dentro de ti, de las que no puedes escapar, pero sí puedes manejar.

Pero, ¿qué son las emociones?, cabe la pregunta. La docente de Posgrado UNITEC Sandra Santos Jáuregui, con una formación académica que incluye una Licenciatura en Psicología, una Maestría en Administración de Organización y un Doctorado en Dirección de Organizaciones, responde: “Es una respuesta mediante cambios fisiológicos y una experiencia consciente”.

Lo anterior significa, explica, que en una emoción entra en juego un torrente de neurotransmisores que invaden todo nuestro cuerpo, que entran a los órganos sensoriales y al sistema nervioso y desatan una respuesta psicológica. Ejemplos clásicos: sudar, palidecer o aumentar el ritmo cardiaco o la respiración.

Como bien dice la experta, las emociones no son buenas ni malas en sí; “están para ponerle la sal y la pimienta a toda nuestra vida”. Además, añade que una emoción consta de dos componentes. El primero es una sensación subjetiva, que “es algo que está dentro de tu ser, que tú estás sintiendo”. Mientras que el segundo componente es la manifestación externa, que sacamos a relucir mediante nuestro lenguaje no verbal.

La también psicoterapeuta con enfoque sistémico (aplica técnicas de hipnosis clínica y tanatología) expone que las emociones cumplen con tres funciones:

  • Nos disponen para la acción, lo que va a permitir adaptarnos.
  • Nos permiten socializar con conductas apropiadas.
  • Nos sirven para motivar.

Cómo gestionar las emociones dentro de tu organización

Un motor dentro de la organización

Es en esta última función que la Dra. Santos se detiene para enfatizar que las emociones son clave importantísima dentro las organizaciones, ya que son motores que mueven a los equipos de trabajo a lograr resultados efectivos y productivos.

Es más, remarca que, como toda organización es un conglomerado de personas, ésta también está compuesta por el conjunto de todas sus emociones, las cuales pueden contagiarse. “Y eso debemos saber utilizarlo para poder canalizar los esfuerzos y los resultados de un equipo de trabajo”, remarca. “La mala noticia –acota es que a veces no sabemos cómo lidiar con esas emociones a nivel personal y a nivel grupal para poder lograr resultados específicos”.

Entonces, ¿qué pueden hacer las organizaciones para buscar de coordinar las emociones de su capital humano?

Cómo gestionar las emociones dentro de tu organización

Con una vasta experiencia en el desarrollo de talento, principalmente en empresas de los sectores de retail y farmacéutico, ofrece una detallada respuesta a la interrogante: “Primero, no se nos olvide que la emoción energiza la conducta motivada. Esto significa que, cuando le doy un reto especial a una persona o a un equipo de trabajo y encuentro los motivadores adecuados, esa persona o ese equipo va a dar más de sí.

“La conducta cargada emocionalmente –se explaya la Dra. Santos— se realiza de forma más vigorosa. Por ejemplo: si a un grupo de personas decaídas les pongo una música agradable y les doy motivadores, entonces voy a generar una conducta de alegría. Entonces, si quieres mejorar el desempeño de un equipo de trabajo, utiliza las emociones, canalízalas, créales un ambiente específico para que éste pueda ir mejorando”, recapitula.

Por otro lado, la docente de la UNITEC observa que las emociones también influyen mucho en el liderazgo. Y ejemplifica con las caras opuestas de un ambiente organizacional: “El líder optimista y entusiasta conserva a sus empleados y no hay rotación en la empresa. En cambio, a nadie la gusta trabajar con líderes irritables, dominantes o fríos, porque no nos ayudan a manejar las emociones; al contrario”.

Con todo lo anterior, la Dra. Santos llega a un punto medular dentro de las organizaciones y que es la competencia emocional. Sobre el tema, dice, hay muchos estudios, pero la especialista en Psicología Organizacional se refiere a ella como la “capacidad que tenemos a través del aprendizaje de las habilidades y de nuestras actitudes de lograr resultados de alta calidad, en especial cuando trabajamos en equipos”.

Cómo gestionar las emociones dentro de tu organización

De lo particular a lo general

Sin embargo, para llegar al punto de la competencia emocional, primero hay que pasar por un adecuado manejo de la inteligencia emocional en lo particular. Las personas emocionalmente inteligentes, refiere la Dra. Santos, se caracterizan por las siguientes condiciones:

  • Saben qué emociones experimentan y por qué.
  • Son congruentes entre lo que piensan, sienten y hacen.
  • Conocen sus fortalezas y debilidades.
  • Controlan sus emociones e impulsividad.
  • Piensan con claridad, aun bajo presión.
  • Comprenden los sentimientos de los demás y actúan en consecuencia.

Las personas emocionalmente inteligentes manejan sus emociones y se relacionan efectivamente con las emociones de los demás. “¡Pero, aguas, no es nada más cuando estamos contentos; también en la ira, el miedo, la sorpresa y la tristeza!”, subraya enfática.

Cuando una persona lograr controlar sus emociones, se puede hacer cargo de la situación, tomar decisiones y reaccionar con control de la situación. No obstante, como en una organización hay interdependencia es cuando el control emocional permite la competencia organizacional y el logro de los resultados.

Cómo gestionar las emociones dentro de tu organización

Para desarrollar la inteligencia emocional, remarca la docente, se requiere percibir, comprender y regular. Ya, a la sazón, se genera un proceso de alfabetización emocional donde se debe reflexionar, examinar los juicios (¿qué siento?), sintonizar los sentimientos (¿qué quiero?), definir las intenciones (¿cómo estoy actuando?), prestar atención a los actos (¿qué valoraciones hago?). “Todo este es un proceso que primero tiene que ver contigo mismo y después aplicarlos con los demás para que puedas entenderlo”, machaca.

La Dra. Santos recomienda algunas estrategias para manejar emociones y desarrollar una inteligencia emocional como la respiración, la relajación, la visualización, la meditación y la transformación de los paradigmas.

Todo ello, por supuesto, implica un esfuerzo, pero vale la pena llevarlo a la práctica, porque una organización que enseña a sus colaboradores a manejar sus emociones, seguramente va a ser más efectiva, a obtener resultados óptimos, a fortalecer sus vínculos y a obtener un mayor bienestar. “Mi invitación es que aprendas a manejar tus emociones y ayudes a los demás a hacer lo mismo”, concluye.

Aquí te compartimos a la versión completa de este webinar de la UNITEC:

Si quieres actualizar tus conocimientos sobre la formación de equipos de trabajo de alto impacto, el diseño de programas integrales de capacitación y el desarrollo de talento en favor de la productividad, el Diplomado en Psicología Organizacional de la UNITEC es para ti.

Estudia una Maestría en Psicología

Tópicos: Licenciatura en Psicologia, Webinar, Maestria en Psicologia
UNITEC Te Impulsa

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Infografía ¿Estás listo para una maestría?