La Cumbre de Laureate: Juventud y Productividad en México sirvió para redefinir el papel que instituciones públicas y privadas de educación superior deben jugar en el crecimiento y productividad de un país. A lo largo de casi cinco décadas, la UNITEC ha buscado el equilibrio entre una formación teórica y el conocimiento práctico que prepara a sus estudiantes para ser piezas importantes en ese crecimiento hacia la productividad.

Un país no funcionaría teniendo únicamente educación privada, y tampoco lo haría solo con educación publica. México y Brasil destacan por tener en su sistema una mezcla equilibrada de universidades. La combinación es importante, porque esto las obliga a estar cerca de la industria y generar un efecto virtuoso”. Estas fueron las palabras de Douglas Becker, fundador, Presidente y Director General de Laureate Education, Inc., red mundial de universidades a la que pertenece la UNITEC.

Para profundizar en este esfuerzo virtuoso, la Cumbre convocó a Emilio Chuayffet, Secretario de Educación; al Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo Villarreal; al gobernador de Querétaro, José Calzada Rovirosa; a Bill Clinton, 42 Presidente de los Estados Unidos; al Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Luis A. Moreno; así como a altos funcionarios de la Red Laureate y a panelistas expertos, en torno a tres paneles temáticos y un diálogo público.

El panel uno -“Políticas públicas para fortalecer la educación y mejorar la productividad”- moderado por el rector de la UNITEC, Manuel Campuzano Treviño, convocó la participación de Patricia Martínez Cranss (Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral), el senador Luis Armando Melgar Bravo (Presidente de la Comisión de Productividad), el Mtro. Francisco González Díaz (Director General de ProMéxico) y a la Dra. Mercedes Araoz Fernández (Representante en México del BID). La discusión condujo a dos conclusiones básicas:

1) La importancia de promover una educación conectada con la industria, porque, como aseguró el senador Melgar: “Educación que no se conecta con el empleo productivo, no sirve de nada”. En este contexto, los panelistas coincidieron en que se debe ofrecer un currículum flexible que promueva modelos duales que incluyan lo mismo el conocimiento académico que el desarrollo de competencias.

En esta línea, el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo, Maestro Luis Alberto Moreno, hizo referencia al modelo alemán de educación, “que ha demostrado la importancia de ligar programas educativos al desarrollo de competencias claves, para el profesionista y para impulsar los índices de productividad”.

2) La urgencia para desarrollar programas vocacionales, donde, como refirió el rector de la UNITEC, “es absolutamente necesaria la coordinación entre el sector privado, el público y el gobierno”. De esta manera, “el bono demográfico será benéfico para la productividad de México”.

Las aportaciones realizadas en otros dos paneles -“Nuevos modelos de educación superior” y “Competencias y habilidades que requieren los jóvenes para ser más productivos desde la perspectiva de los empleadores”- construyeron también en torno a las ideas anteriores.

“México -como expresó el Juan Carlos Romero Hicks, Presidente de la Comisión de Educación del Senado de la República- no tiene un sistema de educación superior. Necesita una sola visión, una normatividad que lo haga posible… Debemos generar un modelo de educación superior; hoy tenemos archipiélagos indebidamente conectados”.

De ahí que en la sesión de cierre, Bill Clinton advirtiese que “México requiere una mayor asociación entre gobierno, sector privado y organizaciones no lucrativas que puedan ayudar a resolver problemas, a generar oportunidades y a cerrar la brecha entre lo que pueden brindar gobierno y sector privado”.

 

CONOCE MÁS DE UNITEC

Tópicos: UNITEC
REU

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
¿Estudiar y trabajar es posible?