"Si no utilizas el cinturón de seguridad en el auto, un choque puede producir lesiones más graves en la mandíbula"
 
 
En agosto, Tanya Oliva, miembro de la Facultad de Odontología de la UNITEC, recibió un reconocimiento significativo: La primera posición en la categoría de Investigación del I Congreso Científico de Alumnos de la Facultades de Odontología de la Red Laureate.
Con este reconocimiento en su curriculum, Tanya comprueba, como ella misma refiere, “que en la UNITEC tenemos un muy buen nivel, porque en el congreso hicimos un gran papel. De hecho, los cuatro proyectos con los que participó nuestra Facultad fueron impecables”.
En el encuentro científico de la Red Laureate, celebrado en la Universidad Andrés Bello, de Santiago de Chile, un jurado experto en Traumatología y Metodología analizó la investigación de Tanya Oliva, que invirtió año y medio en un trabajo denominado “Mecanismos de Traumatismos Orofaciales en Impacto Frontal Vehicular”.
Para quien no es especialista, hay que señalar que se trata del desarrollo de un modelo humano para la simulación de ensayos de choque frontal en vehículos. Fue precisamente ese modelo el que permitió que esta estudiante de odontología evaluara los daños que una persona sufre en la zona nasal, en el maxilar, la mandíbula y el mentón, en caso de un impacto.
“Realicé seis pruebas -señala Tanya- utilizando las variantes, con y sin cinturón de seguridad, con y sin bolsa de aire, así como a dos velocidades: 56 km/h y 40 km/h. De esta forma pude determinar los mecanismos de trauma orofaciales que sufre una persona en un choque frontal, las zonas de mayor concentración de fuerza y la relación que existe entre los sistemas de protección y el tipo de lesiones.
Los resultados indican cómo atender, de forma oportuna, a un paciente que llegue al hospital con ese tipo de traumatismo, ya que sólo existe un 1% de posibilidad de error en el diagnóstico”.
La conclusión a la que llega la investigación -tomemos nota- fue que la retracción que ofrece el cinturón de seguridad modifica de manera importante el ángulo de impacto, generando fuerzas de contacto mayores en el tercio medio facial.
“Si bien el cinturón evita la expulsión del ocupante del vehículo y disminuye la severidad de las lesiones, no evita el impacto facial contra el volante”. Pero lo importante es que, “sin el cinturón de seguridad el ángulo de impacto genera lesiones más severas en la mandíbula. De hecho, las lesiones maxilofaciales son más severas sin bolsa de aire, al tiempo que el aumento en la velocidad es un factor que influye considerablemente en el riesgo de fractura”.
Tópicos: Salud
REU

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
¿Estudiar y trabajar es posible?