Como los demás miembros de la familia, los niños necesitan alimentarse de forma sana y equilibrada. Los niños que reciben una alimentación de mala calidad tienen más probabilidades de: crecer más lentamente o menos de lo debido, tener poca energía para jugar, estudiar o hacer cualquier tipo de actividad física, enfermarse frecuentemente de procesos infecciosos gastrointestinales y de las vías respiratorias, así como tener deficiencia de vitaminas y minerales que afecten en su desarrollo físico e intelectual.

Con base en lo anterior, es importante acudir al servicio de salud por lo menos dos veces al año para determinar y mantener un control del estado de salud y nutrición de los niños, aunque aparentemente los infantes se encuentren sanos. En estas visitas de control se aplican mediciones antropométricas (peso, talla, circunferencia de cintura), toma de presión arterial y, en algunos casos, se determinan los niveles de glucosa, triglicéridos y colesterol para determinar si hay algún problema de mala nutrición como puede ser, desnutrición, sobrepeso u obesidad.

Específicamente para el caso del sobrepeso y la obesidad infantil, sus causas están principalmente relacionadas con tres componentes: el sedentarismo, que es la falta de actividad física diaria; la alta ingesta calórica, es decir, el consumo de harinas refinadas, azúcares y grasas, y la carga genética.

Los especialistas señalan que una de las razones de la obesidad infantil en México es que los niños y jóvenes no consumen fibra, toman poca agua y su alimentación se fundamente en la ingesta de alimentos ricos en grasa y proteínas, así como refrescos y bebidas azucaradas en abundancia.

Aunado a esto, existen algunos determinantes que pueden influir en la probabilidad de que los infantes padezcan sobrepeso u obesidad, entre ellos están:

  • Hijo de madre con diabetes gestacional o madre diabética.
  • Hijo de madre obesa.
  • Antecedentes de obesidad en familiares de primer grado.
  • Introducción de alimentos distintos a la leche materna (ablactación) antes de los 6 meses de edad.
  • Disminución del tiempo para actividad física y reemplazo por tiempo dedicado a la televisión, videojuegos y computadoras.
  • Niños que evitan el desayuno (principalmente aquellos que sólo consumen una colación en la escuela).
  • Horarios de comida no establecidos; con largos periodos de ayuno.
  • Hábitos alimentarios inadecuados (dietas altas en lípidos, hidratos de carbono simples) y aumento en el consumo de alimentos industrializados.
  • Bajo consumo de verduras, frutas y fibra.
  • Falta de tiempo de los padres para preparar alimentos adecuados para los niños.

Por lo anterior, es necesario que desde las primeras etapas de vida se fomente en los infantes los buenos hábitos de alimentación, así como de actividad física en familia. Para ello, es importante planear con anticipación las comidas, elegir inteligentemente las compras del supermercado, limitar el acceso a los alimentos ricos en azúcar y grasas en casa, sustituir las bebidas azucaradas con agua, evitar usar la comida como recompensa, o la privación de comida como castigo y, lo más importante, dar el buen ejemplo de una vida saludable.

Es importante recordar que la obesidad es una condición complicada y difícil de tratar, en la cual las normas y valores sociales (p.ej. en algunos casos todavía se considera que un niño obeso es más sano) y los factores psicológicos también juegan un papel importante haciendo más difícil que las personas cambien sus hábitos alimentarios y de actividad física. Por lo anterior, el fomento de los estilos de vida saludables debe iniciar desde la infancia, donde comienzan a establecerse los hábitos alimentarios y estilos de vida que, a partir de la adolescencia, se hacen muy resistentes al cambio y se consolidan para toda la vida.

[button link="http://www.unitec.mx/nutricion/" variation="soft_orange"]Estudia una Licenciatura en Nutrición/button]

Tópicos: UNITEC, Salud, Padres de Familia, Licenciatura en Nutricion, Vida Universitaria
Ciencias de la Salud UNITEC

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
New Call-to-action