Conoce cómo los profesionales de la salud bucal han tenido que adaptar su trabajo para minimizar riesgos de contagio por la pandemia. 

Odontología clínica

Al igual que otras áreas de la salud, la Odontología ha tenido que seguir las mismas medidas para la atención de pacientes durante la pandemia del COVID-19 que aqueja al mundo, en especial por el potencial riesgo que representa tratar directamente con la boca y sus fluidos.

“Sí ha pegado un poco en la industria del ramo odontológico por el temor del paciente, pero en el consultorio dental lo que recomendamos es darle la seguridad al paciente de que se están ejerciendo todas las medidas necesarias y los protocolos de higiene, y de desinfección y cosas desechables para garantizar que esta atención va a llevar las medidas necesarias de protección tanto al paciente, como a nosotros protegernos”, comenta la Dra. Mayra Vasconcelos, Directora Divisional de Facultad de Odontología de la UNITEC.

¿Qué riesgo corren los odontólogos frente al COVID?

Cada día que pasa surge nueva información sobre este virus; en cuanto a su transmisión, se sabe que se da a través de las vías respiratorias, siendo la boca, la nariz, incluso los ojos, el punto de entrada para pequeñas partículas expulsadas al estornudar, toser y hablar. También resulta riesgoso llevar las manos a estas partes del cuerpo luego de tocar objetos contaminados con el virus, donde puede vivir hasta varios días. Además, el COVID-19 se manifiesta de diferentes formas en las personas, algunas pueden presentar síntomas y otras no, pero aun así son propensas a contagiar. Es por eso que es primordial que los profesionales de la salud bucal tomen mayores precauciones en las consultas que realicen.

“Todas las profesiones se han afectado, pero en especial la de Odontología porque somos una profesión que está muy cerca del paciente”, apunta la Dra. Vasconcelos.

Datos-Dientes-01

¿Qué medidas deben seguir los odontólogos por la COVID?

Una de las recomendaciones que destacan en la atención odontológica en esta emergencia sanitaria es la de priorizar únicamente casos de urgencias. Por ejemplo, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), subrayan retrasar visitas y procedimientos electivos con la finalidad de proteger al personal y al paciente, mientras la saturación de los hospitales baje.

En el caso de la Odontología, la subutilización de importantes servicios médicos es fundamental en estos tiempos para minimizar cualquier riesgo. También cada profesional debe estar informado sobre los niveles de transmisión en su comunidad para saber cuándo operar nuevamente de manera normal.

odontologia-1

¿Qué pacientes hay que atender durante la pandemia?

Los CDC recomiendan la optimización de servicios de salud a distancia como una forma de minimizar la necesidad de ir en persona a un consultorio. De esta manera, el dentista sabrá priorizar aquellos que tienen condiciones de salud grave. Una videollamada servirá también para monitorear síntomas del virus; si el paciente los tiene, lo mejor será retrasar la cita hasta que mejore.

“Nuestra labor como odontólogos en formación, que son nuestros alumnos, es estar en contacto con sus pacientes para ver las necesidades que tienen, cuidarse con excelente higiene oral, en caso de presentar emergencia por dolor, revisar si es viable atenderlo a nivel de consulta privada, si los medicamentos ya no hacen efecto de analgesia, pues sí es necesario”, recalca la Dra. Vasconcelos.

¿Cómo un odontólogo debe manejar un paciente en tiempos de pandemia?

La práctica del dentista involucra el uso del rotatorio dental y otros instrumentos quirúrgicos, que crean un spray visible que puede contener partículas de agua, saliva, sangre, así como otros microorganismos. Las máscaras quirúrgicas son de gran ayuda para proteger mucosas de la boca y la nariz de estas partículas, pero ahora esta protección no resulta completa. Entre las recomendaciones a seguir para una consulta segura, tanto para el paciente como para el dentista, destacan las siguientes:

Odontología clínica 2

Antes de ingresar al paciente

  • La asepsia de manos, ya sea con gel antibacterial o agua con jabón.
  • Usar ropa que proteja de sangre, saliva y otros fluidos potencialmente peligrosos. Ahora se ha implementado el uso de pijamas quirúrgicas.
  • Una mascarilla quirúrgica o un respirador.
  • Una careta encima ayuda a reforzar la seguridad, al igual que unos lentes protectores.
  • Guantes estériles. Antes de colocarlos es importante hacer nuevamente la limpieza de manos.

Durante la consulta

  • Algunos dentistas dan al paciente un enjuague bucal para eliminar bacterias antes de iniciar.
  • Trabajar con un dique de hule, el cual se coloca dentro de la boca para exponer solamente el diente a trabajar, puede ser de gran ayuda en procedimientos que causan mucho spray.
  • Una succión de alta potencia evitará que se genere tanto spray y lo pueda atrapar antes.

clinica-odontologia-unitec-4-2

Después de atender al paciente

  • Quitarse los guantes.
  • Desinfectar la ropa protectora entre paciente y paciente. Si ya no se va a utilizar, hay que desecharla o lavarla.
  • Realizar lavado de manos.
  • Al quitar los lentes protectores es importante hacerlo sujetando las tiras, sin tocar la parte frontal, para luego desinfectarlos.
  • La mascarilla quirúrgica debe retirarse por los sujetadores, evitando hacer contacto con el frente.
  • Un último lavado de manos.

Algo importante es que el paciente asista a la consulta sin acompañantes, además de portar cubrebocas y realizar la limpieza de manos. “Muchas de estas cosas ya las hacíamos o ya se hacen como protocolo a cualquier atención, nada más ahora estamos incrementándolo”, concluye la académica de la UNITEC.

La UNITEC tiene más de 50 años formando profesionales en Odontología, conoce más sobre su prestigio.

¡Estudia Odontología!

Ciencias de la Salud UNITEC
Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes

Más recientes

New Call-to-action