Me gustaría empezar por la siguiente pregunta: ¿Cómo afecta a la economía de los mexicanos qué tengamos que pagar cada vez más pesos por un dólar?

¿Cómo afecta mi economía el incremento en el precio del dólar?

Aunque no viajemos a  Estados Unidos  nos afecta de la siguiente manera:

México es importador de muchos productos,  entendiendo por importación el hecho de que se adquieran bienes o servicios de manera legítima a un país extranjero para ser distribuidos, consumidos o utilizarlos en algún proceso de producción.

De acuerdo con el INEGI, el 50% de las importaciones provienen de nuestro vecino país del norte, el 17.4% de China, el 4.7% de Japón y el resto de otros países.  

Recordemos que este intercambio de mercancías con Estados Unidos es posible gracias al TLCAN (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) vigente desde 1994, por medio del cual se eliminaron las barreras arancelarias.

De acuerdo al Banco de México, los principales productos que importa México del extranjero son:

Productos agropecuarios:

  • Maíz
  • Trigo
  • Leche y sus derivados
  • Manzanas, peras, membrillos

Otros productos:

  • Productos petroquímicos
  • Gas propano
  • Plásticos
  • Químicos
  • Productos tecnológicos

Al tener esto como antecedente, podemos entonces decir que, del total de nuestras importaciones de diferentes productos, 50% provienen de Estados Unidos, mismas que se tienen que pagar en moneda americana (dólares). Si tomamos como referencia el tipo de cambio a inicios de año  se tenía que pagar $14.7414 pesos por  un dólar  y, suponiendo que la tonelada de maíz a inicio de año costaba $304.58 dólares, tenían que pagar$ 4,489.99 pesos mexicanos.

Sin embargo, el tipo de cambio al 2 de octubre ascendió a $16.8516 pesos por un dólar,  por lo que si hacemos la misma conversión al día de hoy se estaría pagando por tonelada de maíz un total de $5,132.66 pesos, lo que representa un incremento del 12.52% en el precio.

Esto se ve traducido a que por lógica el maíz y todo lo producido con este que se vende en México tienen que incrementar su precio. Ejemplo: la tortilla.

Este es un sencillo ejemplo, pero se puede aplicar lo mismo a los productos tecnológicos como un iPad, una pantalla plana o un  iPhone 6, etcétera, por  los cuales, a consecuencia del incremento del dólar, tendríamos que pagar más por estos aparatos. 

Con esta información podrás darte cuenta que, aunque no viajemos a Estados Unidos, el hecho de que tengamos que pagar más pesos por dólar afecta significativamente la economía y finanzas de nuestros bolsillos, por lo que nuestro poder adquisitivo disminuye.

 Agenda tu cita

Tópicos: Licenciatura en Economia
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
¿Estudiar y trabajar es posible?