<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

¿Te suena la palabra “meatware”? ¿Estás familiarizado con el término “liveware”? Te aseguramos que forman parte de tu vida diaria. ¡Conoce más de ellos!

Meatware y liveware: Más allá del hardware y del software

¿Cuántas veces no hemos escuchado la palabra “software” al momento de manipular un dispositivo electrónico tal como una computadora? Ahora bien, ¿cuántas veces no hemos ocupado la palabra “hardware” para referirnos a un elemento físico de éstas?

Hardware y software son dos conceptos que guardan una estrecha relación entre sí, llegando a mantener una relación simbiótica entre ambos. Una depende de la otra para funcionar: no puede existir software sin hardware, pero sí puede existir hardware sin software.

Llegado hasta aquí, la mayoría de las compañías tecnológicas basan el diseño de dispositivos tecnológicos en torno a estos dos ejes, creando dispositivos excelentes a nivel técnico, pero con una pésima experiencia de usuario. Ante esto, la creatividad y la innovación se vuelven prácticas claves en la creación y desarrollo de nuevos dispositivos, en donde aquel que se adapta o logra conectar con el usuario es el que domina el mercado.

Apple no fue el primero que inventó el reproductor de música portátil, pero sí fue el primero que puso la experiencia de usuario como eje principal sobre el cual se desarrollaría el hardware y el software. Aquí introduzco el concepto de “meatware”: Elemento humano embebido en el funcionamiento técnico de un sistema informático.

Meatware y liveware: Más allá del hardware y del software

El meatware se suma…

Todo dispositivo electrónico debe planear en su desarrollo tres elementos: hardware, software, y meatware. Este último es la forma en como el dispositivo debe interactuar físicamente con el ente humano.

Por ejemplo, en un celular el elemento meatware es: pantalla táctil + elemento humano (manos, pies, etcétera). O en el caso de un dispositivo biométrico, el meatware podría ser: sensor de huella digital + dedo humano.

El concepto pareciera demasiado simple. Sin embargo, cuando llevamos esta idea a sistemas complejos en donde se busca innovar, definir esta clase de recursos humano-maquina resulta una herramienta esencial para desarrollar nuevas ideas.

Volvamos al caso Apple, esta vez enfoquémonos en su tecnología FaceID: Tenemos una cámara que captura imágenes con una calidad excepcional (hardware), tenemos el algoritmo que puede reconocer y definir imágenes o figuras (software); entonces, ¿por qué no aplicarlo al rostro humano (meatware)?

El meatware busca incorporar nuevos recursos tecnológicos a los actualmente conocidos, llevándolos a una nueva capa de desarrollo más allá del silicio y demás semiconductores tradicionales. Se busca incorporar recursos humanos como parte de los detalles técnicos del sistema.

Meatware y liveware: Más allá del hardware y del software

… y ahora entra el liveware

Ahora que tenemos definido hardware, software y meatware, introduzcamos un nuevo concepto: liveware. Este se define como el “elemento humano que opera un sistema informático”.

Liveware hace referencia a la dependencia de un sistema tecnológico para ser manipulado por un ser humano. Por ejemplo: actualmente, no existe una computadora que pueda operar totalmente sin la necesidad de un ser humano.

El concepto liveware va desde el tradicional ser que emplea un sistema con fines de entretenimiento hasta el usuario que desarrolla/programa nuevas características para un sistema.

Dentro de liveware podemos encontrar varios casos de estudio: interfaz de usuario, experiencia de usuario, seguridad del sistema, entre otras. Esta última, seguridad del sistema, es un caso de estudio relacionado con una rama que quizá conozcas: Ingeniería Social.

Meatware y liveware: Más allá del hardware y del software

Todo sistema se puede hackear. Sin embargo, unos son más complicados que otros. ¿Cómo homologar las diferencias entre ambos? A través del elemento de operación humano tras éste. Mediante técnicas de spyware o phishing es posible obtener información vulnerable de un usuario sin que éste lo sepa y cooperando de forma indirecta con uno mismo; es decir, la víctima se vuelve cómplice del atacante sin ser consciente de esto.

Todos estos elementos en conjunto (hardware, software, meatware y liveware) conforman nuevas tendencias a emplear en el desarrollo de dispositivos computacionales.

La tecnología es la creación de cosas que no existían previamente, mientras que la ciencia es el descubrimiento de cosas que han existido por mucho tiempo. Pero ya hemos llegado a la etapa en donde tecnología y ciencia convergen entre sí, buscando una relación no excluyente en donde humanos y máquinas interactúan más allá de niveles puramente operativos, operando a ambos elementos a nivel técnico.

Estamos lejos de la integración humano-maquina a nivel biológico. Sin embargo, la integración máquina-humano ya puede darse por comenzada.

Si te gustó el artículo, suscríbete al blog de la UNITEC y comparte sus temas.

Suscríbete al blog

Tópicos: Ingenieria en Sistemas Computacionales, Ingenierias UNITEC, Ingenieria en Sistemas Digitales y Robotica
REU UNITEC

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero