<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

¿Piensas estudiar una maestría, pero aún no estás convencido del todo? A continuación, te brindamos unos argumentos para echar por tierra los mitos que se dicen de los posgrados.

mitos-sobre-estudiar-una-maestria-6.jpeg

La gran mayoría de los profesionistas mexicanos están seguros que estudiar una maestría les ayuda a continuar con su preparación, a crecer profesionalmente y a perfeccionar sus habilidades y aptitudes. De hecho, están tan convencidos de ello que una encuesta realizada por OCCEducación señala que casi la totalidad de los profesionistas encuestados reconoce que estudiar un posgrado –una maestría más específicamente- impactaría de forma importante su desarrollo.

No obstante hay un “pero” que se interpone en ese propósito. Y es que el mismo estudio apunta que la mitad de los encuestados expresa que el dinero es el principal obstáculo para estudiar la maestría, mientras que una tercera parte dice no tener la capacidad de cursarla por una combinación de 3 factores: falta de tiempo, falta de dinero, y por motivos de trabajo.

Estos estudios de OCCEducación nos demuestran que sí hay un interés real de los profesionistas mexicanos de incrementar su grado escolar para aumentar su competitividad laboral. Sin embargo, también cabría preguntarse qué tan determinantes son esos factores que influyen en forma decisiva en la posibilidad de concluir o continuar con la educación. O también valdría la pena cuestionarse: ¿qué tanto de mito o de realidad hay en esos factores? Vamos a desglosarlos por partes.

Mitos o realidades

5 mitos sobre estudiar una maestría

Mito # 1: Para estudiar una maestría necesitas tener trabajo

Realidad: Hoy en día, muchas empresas prefieren contar con profesionales que acrediten estudios de posgrados. Por lo tanto, contar con esos estudios te genera mayores oportunidades laborales. Además, al estudiar una maestría se incrementa tu red de contactos, relaciones profesionales que no se limitan a tus compañeros sino también a un cuerpo docente altamente calificado.

5 mitos sobre estudiar una maestría

Mito # 2: No necesitas una maestría si ya tienes trabajo

Realidad: Que no te quepa la duda que, al estudiar un posgrado, obtendrás conocimiento actualizado y aplicable, ya sea en tu área de especialidad o en otra diferente. Con ello, podrás tener mejores oportunidades de trabajo y más posibilidades de ascender profesionalmente. Tan es así, que un estudio elaborado en 2016 por el Instituto Mexicano de Competitividad revela que un profesionista con maestría puede ganar hasta 68% más que quienes solo cuentan con licenciatura.

5 mitos sobre estudiar una maestría

Mito # 3: Necesitas tener experiencia laboral para estudiar una maestría

Realidad: Al sumar un posgrado a tu título de licenciatura, catapultas tu carrera profesional, al combinar tanto la experiencia con el posgrado. Asimismo, contarás con el prestigio de este título que te aportará significativamente a la imagen que proyectas como profesionista.

5 mitos sobre estudiar una maestría

Mito # 4: Estudiar una maestría te quitará mucho tiempo

Realidad: En la actualidad, diversas instituciones educativas ofrecen posgrados tan flexibles que puedes te permiten estudiar sin descuidar tus compromisos laborales. Los puedes cursar los sábados o con la flexibilidad de elegir la carga de materias de acuerdo con tu disponibilidad de tiempo. Por si ello no fuera suficiente, también existe la opción de estudiarlos en línea, con lo que ahorras los traslados a los centros universitarios y aprovechas ese tiempo para el estudio.

5 mitos sobre estudiar una maestría

Mito # 5: Estudiar una maestría es costoso

Realidad: El factor monetario no puede ser de tajo un impedimento que corte con tus aspiraciones de realizar unos estudios de posgrado, ya que hay universidades que te ofrecen diversas alternativas para solventar tus estudios como becas, planes de pago y flexibilidad en el número de materias por semestre. Además, los cursos en línea siempre son más accesibles, económicamente hablando.

Como ves, y por fortuna, siempre hay verdades que se imponen sobre esta serie de mitos. Ahora, ya dependerá de cada quien elegir el curso que más le conviene. Lo importante es que no se pierda el entusiasmo por seguir estudiando y preparándose en forma continua.

Estudia una maestria en la UNITEC en cualquiera de sus dos modalidades -presencial o en línea- y actualiza tus conocimientos y habilidades, enriqueciendo tu vida profesional.

Estudia una Maestría en la UNITEC

Tópicos: Maestrias UNITEC, Diplomados UNITEC
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero