<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

¿Estás atrapado por la Copa Mundial de Futbol de Rusia? Deberías de conocer sobre lo que hay detrás del balón oficial del presente torneo mundialista. ¡Te sorprenderás!

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

La Copa Mundial 2018 de la FIFA ha comenzado, abarcando una diversidad de avances en múltiples campos que, en sinergia con el uso de la tecnología, nos llevan a que este mundial sea el más tecnológico de todos los anteriores. Sin embargo, quizá el aspecto más visible de estos cambios tecnológicos se refleje en el balón oficial del presente mundial: el Telstar 18.

El Telstar 18 es una reinvención del primer balón que Adidas fabricó para una Copa Mundial de la FIFA. Veamos por qué el Telstar es un ejemplo magnifico de innovación en la historia del futbol.

Todo empezó cuando Adidas se dio a la tarea de crear el balón oficial de la Copa Mundial de Fútbol de 1970, celebrada en México. Este balón no debía ser un “balón más”, debía ser algo que nadie hubiera visto nunca en la historia del futbol profesional.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

Tras la gradual actualización de varios sistemas televisivos que transmitían en blanco y negro para dar paso a transmisiones a color, era necesario crear un balón llamativo, que no se perdiera de vista por los espectadores y por los jugadores mismos. La solución de Adidas fue crear el Telstar, un balón con paneles negros, algo sumamente sencillo pero que se ha vuelto un referente para los creadores de balones de futbol.

El nombre del Telstar viene de la conjunción de las palabras en inglés television (televisión en español) y star (estrella en español), aludiendo a su objetivo de que dicho balón se posicionase como la estrella de la televisión de aquella época.

 Aquí apreciamos cómo la tecnológica nos obliga a repensar y rediseñar aspectos que parecieran estar listos. No obstante, hay que reconocer que cada cambio tecnológico tiene efectos tan grandes que llegan a abarcar industrias que poco parecieran tener en común, rediseñando la realidad en la que vivimos como si fuera magia.

Como dato curioso, la idea de diseñar un balón con paneles negros se inspiró en el satélite que conectó en color la señal de televisión entre los Estados Unidos y Europa.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

Una redonda idea

Bueno, después de esta historia, volvamos al presente. El Telstar 18 se inspiró en el Telstar, buscando crear algo revolucionario. El resultado fue un balón similar en cuanto a diseño al Telstar original, un balón de color blanco con figuras negras con puntos pixeleados, dando la impresión de una animación digital mientras el balón rueda y rindiendo tributo al actual mundo digitalizado, una estructura interna más simétrica con un mayor equilibrio en la fuerza y el vuelo cuando está en el aire, una carcasa romboidal, entre otras. Pero el cambio principal que sobresale en este balón es la integración de un chip NFC (Near Field Communication, por sus siglas en inglés).

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

¿Pero qué es la tecnología NFC?

No es una tecnología nueva, nació con el concepto de RFID, en 1983. Se gestó como NFC, en el año 2003, cuando se crearon sus primeros estándares ISO/IEC, siendo RFID de Alta frecuencia, una rama de la tecnología RFID que opera dentro de ésta en el espectro de los 13.56 Mhz. Actualmente, incluso, tú puedes desarrollar tus propios proyectos con NFC gracias a las miles placas de desarrollo que existen en el mercado y que te permiten prototipar tu idea de forma casi inmediata.

Bien, NFC es un método de identificación de objetos con un chip de diminuto tamaño conectado a una tira de cobre, la cual opera como antena, lo que en conjunto es llamado “etiqueta”. Dicha identificación se hace de de forma inalámbrica, utilizando ondas de radio.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

La tecnología NFC requiere de 2 elementos: un elemento activo y otro pasivo. El elemento pasivo consta de la etiqueta NFC y aquí viene la magia: ¡No necesita estar energizado! El elemento activo viene del “lector” (suele ser de mayor tamaño y sí necesita estar energizado), el cual es un circuito integrado que permite leer cada etiqueta.

Pero, ¿cómo le hacer el lector para identificar una etiqueta? Un lector de RFID colocado muy cerca de la “etiqueta” genera un campo electromagnético que hace que los electrones se muevan a través de la antena de la etiqueta y, posteriormente, alimenten el chip. El chip alimentado dentro de la etiqueta responde, enviando sus datos almacenados al lector en forma de otra señal de radio. Esa señal de radio es interpretada por el lector que luego envía los datos a una computadora o microcontrolador, a la cual se encuentre conectado.

La ventaja del NFC contra el RFID es que se requiere una distancia muy corta para poder operar, así como que un elemento NFC puede operar como elemento activo y pasivo al mismo tiempo.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

En el caso del Telstar 18, en el interior del balón tenemos un chip NFC, el cual opera como un elemento pasivo. Al entrar en contacto con un celular con tecnológica NFC, el cual opera como elemento activo, se lleva a cabo un envío de datos del balón hacia ti. Al leer el chip insertado, el usuario puede acceder a más información sobre el balón, así como a un conjunto de desafíos propuestos por la FIFA.

Según explica Adidas en su página web, la mayoría de los dispositivos Android y el iPhone 7 y posteriores son capaces de leer códigos NFC, y no se requiere descargar ninguna aplicación específica.

Cabe resaltar que no existe una comunicación continua; es decir, solamente puedes enlazar tu celular al balón cuando están cercanos entre sí. No hay forma de tener conectado el celular al balón cuando éste se encuentra en el aire.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

Todo el procesamiento de los datos se hace en tu celular, siendo el chip NFC algo similar a un código QR o link de acceso que te permite acceder desde tu celular a una base de datos de Adidas, completar los retos y decir algo así como: “Hey, he comprado un balón Telstar18 y he completado este reto. ¡Véanme!”, logrando conectar así con los demás usuarios del balón.

El internet de los balones todavía no es una realidad para Adidas, por lo que parece.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

Los balones han evolucionado a lo largo del tiempo, los materiales también han ido mejorando. Hemos pasado de un cuero que absorbía el agua de forma desigual a un material sintético que hace que el balón sea uniforme.

La integración de elementos tecnológicos al balón nos permite una experiencia más enriquecedora como jugadores. Por primera vez vemos el intento de digitalizar una parte de la experiencia de juego un deporte (en este caso el futbol), e integrarlo con los fans de una manera directa de interacción entre el consumidor y el balón.

El matemático Norbet Wiener, conocido como el fundador de la Cibernética, dijo una vez que “Vivir efectivamente es vivir con información adecuada”. Apliquemos esta idea al futbol y digamos que “jugar efectivamente es jugar con información adecuada”.

Telstar 18: el balón mundialista que habla con tu smartphone

La integración de estas tecnologías es el inicio para cuantificar y crear aspectos de interacción consumidores-compañía en áreas no pensadas hasta ahora. Quizá es una extensión de la filosofía del IoT aplicada al nicho de marketing a través de la creación nuevas experiencias, o quizá sea solo un capricho humano de grandes compañías para invadir un deporte tan natural como lo es el futbol y llenarlo de aspectos propios de las redes sociales, creando un nuevo imperio de modificación conductual en el deporte con mas aficionados del mundo: el futbol.

Si te gustó el artículo, recuerda darle like y suscríbete al blog! Recibe más notas como ésta, en los “Miércoles de Ingeniería”.

Suscríbete al blog

Tópicos: Ingenierias UNITEC, Vida Universitaria
REU UNITEC

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero