Hoy en día la demanda de nutriólogos se ha elevado, principalmente, por los altos índices de obesidad y desnutrición que hay en México. Basta decir que es el segundo país con más obesidad o con sobrepeso de una lista que incluye a 40 naciones, según los datos arrojados por la más reciente actualización del informe Obesidad y la economía de la prevención del 2010, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.

Así, la formación de nutriólogos en México es hoy una necesidad imperante en nuestro país. Según el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e informática, tan solo en 2010, de 17,100 egresados de esta carrera, más del 78% trabajaba en actividades relacionadas con la nutrición. Una cifra que puede resultar insuficiente ante el aumento constante de los niveles de obesidad en México y los problemas que ésta causa.

Muchas de las enfermedades pueden prevenirse con una nutrición adecuada, entre ellas diabetes, hipertensión o enfermedades del corazón. Sin embargo, se necesitan profesionistas capacitados y lo suficientemente preparados para ayudar a combatir este problema.

Sí hay campo laboral

El campo laboral del nutriólogo para los egresados de esta licenciatura es bastante amplio. La nutrición clínica, los servicios de alimentos, la industria alimentaria y el diseño de dietas adecuadas para distintos segmentos de población son áreas en crecimiento que demandan profesionales bien preparados.

Ante la inminente demanda de nutriólogos en México, la Universidad Tecnológica de México, a través de un laboratorio de Anatomía Viva y uno dedicado a la preparación de alimentos, aseguran una enseñanza práctica a los estudiantes de la licenciatura en Nutrición.

Contemplando que en la actualidad es altamente potencial la nutrición pediátrica y la nutrición deportiva, a futuro lo será la nutrición geriátrica y la nutrición relacionada con los genes.

La misión de los nutriólogos es enseñar a comer a las personas para prevenir las enfermedades que se desarrollan por una mala alimentación y estilo de vida poco saludable

 

Sigue leyendo...