En México, según datos de la Encuesta Nacional sobre Discriminación (ENADIS) 2022 que publicó INEGI, de los 11.7 millones de adolescentes de entre 12 a 17 años que asistían a la escuela, 28% comunicaron haber sido víctimas de acoso escolar en los últimos 12 meses, elevando a 3.3 millones de estudiantes adolescentes la cantidad de víctimas de esta forma de violencia en el país.

El acoso escolar, de acuerdo con la Secretaría de Educación Pública, “es una forma de violencia entre compañeros en la que uno o varios alumnos molestan y agreden de manera constante y repetida a uno o varios compañeros, quienes no pueden defenderse de manera efectiva y generalmente están en una posición de desventaja o inferioridad”. Algunas características del acoso escolar son:

  • Intencionalidad: actos premeditados con el fin de provocar daño o agredir a otro.
  • Persistencia: actos que se repiten y se prolongan durante un tiempo.
  • Asimetría de poder: un desequilibrio y desigualdad de fuerzas entre el abusador o abusadores y el abusado.
  • Naturaleza social del fenómeno: ocurre frente a otros compañeros, espectadores o cómplices que pueden legitimar el comportamiento del agresor o simplemente apoyar.

 
¿Cuáles son las causas del acoso escolar?

Según un artículo publicado por la UNICEF, con base en el artículo “Más allá de los números: acabar con la violencia y el acoso en el ámbito escolar", UNESCO, 2019. Los desencadenantes del acoso son una mezcla de factores emocionales e instrumentales:

  • Es habitual que quien acosa experimente emociones de frustración, activación emocional o dificultad para controlar impulsos, siendo la agresión una forma de liberar estas emociones.
  • Dentro del acoso se da además un factor instrumental en el que se busca, de manera calculada, un beneficio social o de poder grupal. Para que esto ocurra es necesario que el entorno tolere y apoye el acoso.

 

Externos

Internos

Autorreforzamiento

  • Recompensas tangibles.
  • Recompensas sociales y de estatus.
  • Expresión de las heridas.
  • Alivio del tratamiento aversivo.
  • Recompensa observada.
  • Castigo observado.
  • Autocastigo.
  • Autorrecompensa.
  • Neutralización del autocastigo.
  • Justificación moral.
  • Comparación ventajosa.
  • Difusión de la responsabilidad.
  •  Deshumanización de la víctima.
  • Atribución de culpa a las víctimas.
  • Malinterpretación de las consecuencias.

 

 Te puede interesar: Mitos y realidades del bullying en la escuela

 

Consecuencias del acoso escolar

Porcentaje de estudiantes que son objetos de acoso escolar

¿Cómo prevenir el acoso escolar en adolescentes?

Para prevenir el acoso en la preparatoria, de acuerdo con la UNICEF, es clave desde edades muy tempranas la educación en valores de respeto, paz y tolerancia.

Adicionalmente, todos los estudiantes deberían conocer los derechos con los que cuentan y ser educados para que sean algo tangible y práctico que pueden aplicar a las situaciones cotidianas de su día a día.

La educación con base en derechos permite a los centros y a las comunidades educativas desarrollar herramientas de participación y de protección que hagan a chicos y chicas más conscientes de su propio desarrollo como personas y de sus responsabilidades.

Algunas recomendaciones específicas:

  1. Educación y concienciación:
  • Impartir programas de educación sobre el acoso escolar para estudiantes, profesores y personal de la escuela. Estos programas pueden incluir talleres, charlas y actividades que ayuden a los participantes a comprender qué es el acoso y cómo prevenirlo.
  1. Políticas y protocolos claros:
  • Establecer políticas escolares claras que prohíban el acoso escolar y establezcan consecuencias para los acosadores.
  • Desarrollar protocolos de respuesta a incidentes de acoso para que el personal de la escuela sepa cómo actuar de manera efectiva en caso de que ocurra el acoso.
  1. Fomentar la comunicación abierta:
  • Promover un ambiente donde los estudiantes se sientan cómodos al informar sobre incidentes de acoso a profesores o consejeros escolares.
  • Ofrecer múltiples canales de denuncia, como cajas de sugerencias o líneas directas de denuncia anónima.
  1. Intervención temprana:
  • Identificar y abordar los casos de acoso de manera temprana para prevenir la escalada de la situación.
  • Brindar apoyo y recursos a las víctimas y a los acosadores para abordar las causas subyacentes del acoso.
  1. Promoción de la empatía:
  • Fomentar la empatía y la comprensión entre los estudiantes a través de actividades que promuevan la inclusión y la aceptación de las diferencias individuales.
  1. Programas de tutoría y mentores:
  • Establecer programas de tutoría donde los estudiantes mayores ayuden y orienten a los más jóvenes.
  • Los mentores pueden desempeñar un papel importante en la prevención del acoso al brindar apoyo y orientación a los estudiantes.
  1. Supervisión en línea:
  • Enseñar a los estudiantes a usar las redes sociales y la tecnología de manera responsable.
  • Supervisar las interacciones en línea para detectar signos de acoso cibernético.
  1. Participación de los padres:
  • Involucrar a los padres en la prevención del acoso escolar mediante reuniones, talleres y actividades que fomenten la colaboración entre la escuela y el hogar.
  1. Clima escolar positivo:
  • Fomentar un clima escolar positivo en el que se promueva el respeto, la tolerancia y la resolución pacífica de conflictos.
  • Celebrar la diversidad y la inclusión a través de eventos y actividades escolares.
  1. Seguimiento y evaluación:
  • Evaluar regularmente la eficacia de las medidas de prevención del acoso escolar y ajustarlas según sea necesario.

 

La prevención del acoso escolar es un esfuerzo continuo que requiere la colaboración de estudiantes, personal educativo y padres. Cada escuela puede adaptar estas estrategias a sus necesidades específicas. El compromiso de toda la comunidad escolar es fundamental para crear un ambiente de aprendizaje seguro y respetuoso.

 

En la UNITEC contamos con un Centro de Apoyo y Desarrollo Estudiantil (CADE), donde ayudamos a nuestros alumnos con situaciones emocionales y académicas. Conócelo.

Sigue leyendo...