Hoy en día las Redes Sociales se han convertido en una herramienta indispensable en el mundo de la web 2.0, ya que éstas permiten hacer más eficientes ciertos procesos y reducir costos.
En un inicio, se usaron para acercar a las personas, buscar amigos lejanos. Sin embargo, su evolución ha sido vertiginosa, hasta convertirse en poderosas herramientas para las empresas.
Uno de los usos que le han dado es publicar ofertas de trabajo o bien, encontrar al candidato ideal por este medio, por ello, deberás tener cuidado y mantener una reputación virtual.
Aquí te damos algunos consejos para que las Redes Sociales te beneficien y no terminen perjudicándote:
  1. Sube información que pueda ser interesante para el reclutador, como tu nivel de estudios, los cursos que has tomado y tu experiencia, aunque creas que puede ser poca.
  1. Cuida la información que subes a tu perfil; ésta será vista por los reclutadores. La forma en la que te presentes en línea vale tanto como si te presentaras en persona.
  1. Actualiza los datos que no te gusten. Siempre sube datos reales, nunca debes inventar información o cualidades.
  1. Revisa las fotografías que tus amigos suben de ti; éstas muestran parte de tu personalidad.
  1. Crea una cuenta que esté destinada para hacer contactos profesionales. No te limites a las redes sociales más populares; puedes crear un perfil más profesional en el que puedas hacer relaciones laborales, como lo es LinkedIn. En esta red, busca participar en grupos relativos a tus intereses profesionales.
  1. Muestra confianza. Las empresas aprecian que un candidato se muestre como una persona responsable y sincera, por lo que es importante que la imagen que proyectas a través de tus redes sociales vaya de acuerdo a cómo te presentarás en persona.


Si requieres mayor información y orientación, te invito a acudir a las oficinas de bolsa de trabajo en tu campus.

Sigue leyendo...