Determinación, tenacidad y pasión han sido los motores que han impulsado a esta egresada de Mercadotecnia de la UNITEC a convertirse en una de las mujeres mexicanas con más poder dentro de la industria automotriz mundial.

¿Cómo llegó Mayra González, directiva de Nissan, a ser una gran líder?

 

Cuando Mayra González Velasco estudiaba la Licenciatura en Mercadotecnia en la UNITEC tenía muchos sueños. Uno de ellos era convertirse en la cabeza de una gran empresa multinacional.

Los autos le gustaron desde niña y siempre supo que quería trabajar en la industria automotriz, un mundo dominado por hombres. Y fue en julio de este año cuando logró convertir ese sueño en realidad al ser nombrada directora general de Ventas Globales de Nissan Motor Company, en Japón, cargo que asumió el 1° de julio pasado.

Pero tres años antes, Mayra ya había logrado romper el “techo de cristal” de la misma corporación en México, al ser designada presidente y directora general de Nissan Mexicana. Entonces, la noticia también encabezó los titulares de los medios empresariales y de negocios nacionales, ya que se convertía en la primera mujer, en 83 años de operación de Nissan Motor Company, en dirigir la operación de la compañía.

Su papel fue sobresaliente: logró establecer un récord en el mercado  con 401,055 vendidas en 2016, el mayor volumen de ventas registrado en la historia de la industria automotriz en México, con un participación de mercado de 25 por ciento.

Una carrera de resistencia

Mayra González empezó su carrera profesional como vendedora de autos en una agencia automotriz. Desde entonces ha tenido que pasar por más de dos décadas de esfuerzo, dedicación y desarrollo de resiliencia, así como de muchas pruebas y obstáculos que vencer.

“Esto no se ha dado de la noche a la mañana –admite en una entrevista que concedió a la UNITEC-; es una cultura de esfuerzo muy fuerte que hay detrás. Llegar hasta aquí es un logro más, es un plan de vida, es un plan de carrera que he construido a través de los años.”

Sacrificios y obstáculos abundaron durante esa época. Como las 22 horas que tenía que manejar para ir a visitar a los distribuidores del norte del país. “Tenía que esperar horas afuera de sus oficinas para que me recibieran, porque era una niña que iba a enseñarles a las grandes familias automotrices por generaciones cómo llevar un negocio o darles cierto valor.”

¿Cómo llegó Mayra González, directiva de Nissan, a ser una gran líder?

Las grandes lecciones de la UNITEC

Uno de los grandes logros que Mayra consiguió en su paso por Nissan Mexicana es que fue responsable de la elaboración del primer proyecto de la red de distribución local, lo que significó un aumento de más de 26,000 unidades adicionales vendidas durante 2012. Además, estuvo a cargo del crecimiento estratégico de las redes de distribución de América, Australia, China e India, según señala un comunicado corporativo de aquel año.

En buena medida, la semilla de esos logros fue sembrada durante sus estudios universitarios. Recuerda que hubo una materia que le gustaba muchísimo: Canales de Distribución. “Procuraba no tomar agua con tal no tener salir de la clase y no perderme lo que decía ese profesor”, explica.

Sin embargo, reconoce que fue gracias a esa materia, y haciendo un proyecto de canales de distribución, que dio “un brinco” dentro de su carrera profesional. “Cuando desarrollaba ese proyecto recordaba esas clases y ese apasionamiento del profesor que me inspiró. De verdad les agradezco mucho a él y a muchísimos otros profesores de la UNITEC que tocaron mi vida”, añade.

La sencillez de una gran líder

Cuando Mayra González estaba al frente del volante de Nissan Mexicana tenía la capacidad dirigir una corporación que impacta la vida de más de 17,000 familias. Eso es tener poder, pero para ella, es “un regalo”. Con esa actitud y motivación, para Mayra es muy fácil levantarse todos los días, agradecida por poder ir a trabajar y hacer lo que le gusta.

Sin embargo, después de todo, a eso se le llama liderazgo. Pero, ¿qué se necesita para ser un gran líder? “Primero creer que puedes ser un gran líder. Tienes que prepararte, entender a la gente; dar resultados, pero no perder esa parte humana. También ser recíproco con la sociedad, ser incluyente tanto en personas como en ideas, ser innovador… pero lo más importante es creer que lo puedes hacer”, explica.

Trabajar en los sueños sin prisa, pero sin pausa…

La Mayra estudiante de la UNITEC quedó atrás hace más de dos décadas. No obstante, si tuviera la oportunidad de hablarle a esa chica universitaria, le diría lo siguiente: “Sin prisa, pero sin pausa”.

Con la experiencia y la madurez que dan los años, Mayra González cree que es tan bueno tener sueños universitarios como tener un desarrollo educativo y unos robustos conocimientos. “El camino va a ser difícil, pero lo vas a lograr”, alienta.

Y a manera de conclusión nos deja con la siguiente reflexión: “La verdad es que los sueños no se cumplen; los sueños se trabajan y se trabajan duro. Pero, ciertamente, todos ustedes los pueden lograr.”

Conoce más historias de esfuerzo y egresados exitosos que forman parte de la comunidad UNITEC. ¡Suscríbete al blog dándole clic al botón naranja!

Suscríbete al blog

Tópicos: OrgulloUNITEC
UNITEC Te Impulsa

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Infografía ¿Estás listo para una maestría?