Conoce cómo la actual emergencia mundial ha puesto un gran reto a la vocación por la enfermería y la salud.

 

La pandemia del COVID-19 tomó por sorpresa al mundo, empezando por los que forman parte del sector salud. La atención hospitalaria de pacientes infectados por el virus ha sido rebasada al grado de requerir de más personal para cubrir la demanda, además de la implementación de equipo indispensable para la lucha contra esta enfermedad para la que nadie estaba preparado.

“Tristemente yo a nivel educacional no tuve una preparación y nunca se me preparó para una situación así, ahora todo ha sido conforme ha ido pasando, conforme han ido ocurriendo las cosas. Afortunadamente estoy en un hospital que cuenta con todo el material, con todos esos recursos”, cuenta Tania Estefanía Arriaga, licenciada en Enfermería por la UNITEC y quien trabaja actualmente como auxiliar de enfermería en uno de los principales frentes de esta emergencia sanitaria en la Ciudad de México: el Hospital Juárez.

Aunque a finales de junio la capital mexicana entró en semáforo naranja en el regreso a la llamada “nueva normalidad”, continúa siendo un foco rojo en cuanto a número de casos de COVID-19 en el país; de los más de 200 mil casos confirmados a nivel nacional en los primeros días de julio, la Ciudad de México lidera la lista con cerca de 50 mil personas positivas, de las cuales 25% han requerido hospitalización, según reportes de la Secretaría de Salud. En la ciudad hay al menos 54 hospitales públicos que cuentan con camas con ventiladores, necesarios para la atención de este tipo de pacientes; la mitad de estos centros de salud iniciaron el mes con una saturación alta en su capacidad, solo 14 se encontraban disponibles.

¿Cómo trabajan los enfermeros en tiempos de pandemia?

El Hospital Juárez es uno de estos nosocomios. Tania entró unos meses antes de que se prendieran las alertas por la aparición de este virus. “Cuando empezó la alerta de lo que estaba pasando en China tuvimos la oportunidad de estar en educaciones previas, o en cursos o en capacitaciones para que cuando llegara a México estuviéramos preparados”, relata esta joven enfermera egresada en 2017.

“Afortunadamente todo ha ido avanzando. Así como el virus ha ido avanzando, también la información, y en capacitación, tuve la fortuna de que me capacitaran muy bien, de que me mencionaran cómo utilizar el equipo de protección, pero también he visto que por la premura de falta de personal no se les está dando una capacitación como yo la recibí, se puede decir que hay una capacitación tanto teórica como empírica para llevar a cabo todas estas medidas con el paciente”, apunta.

La emergencia ha representado a su vez una oportunidad para la Enfermería, un oficio que de acuerdo a un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encuentra subvalorado, pese a representar más de la mitad de la fuerza laboral en el área de salubridad. Uno de los retos a los que se enfrentan los enfermeros al terminar sus estudios es la dificultad para colocarse inmediatamente en un hospital, y más cuando se trata de manejar vidas. Pero la situación actual ha hecho muy necesario contratar a más personal.

“Por ser una situación completamente desconocida a nosotros se nos permite estar viendo o checar cómo está pasando esta parte del nivel infeccioso y a nivel laboral los campos se han incrementado de manera impresionante, en lugares donde te cerraban las puertas nada más cuando ibas a saludar ahora ellos están buscando por tu trabajo”.

¿Cómo trabajan los enfermeros en tiempos de pandemia?

¿Cómo es el día a día de un enfermero en tiempos de la COVID-19?

Tania Estefanía asegura que siempre ha sido una “rebelde”. De una familia de contadores, fue la única que quiso seguir otro camino. Intentó varias veces sin éxito entrar a estudiar Arquitectura, hasta que un día su mamá la inscribió a un curso de Primeros Auxilios en la Cruz Roja Mexicana y fue ahí donde se encontró con la vocación que la ha llevado a ser parte de esta cruzada mundial en los últimos tres meses.

“Antes de salir de casa tienes que bañarte y, esto es muy triste, tienes que ir con tu ropa de civil porque la gente no se presta a tener ese respeto hacia tu profesión”, comenta Tania sobre los casos de violencia que han sufrido trabajadores de la salud por parte de la población a raíz de la pandemia, por miedo a que sean ellos un foco de infección por sus actividades en hospitales.

“Es toda esa falta de conocimiento y como todo ha sido muy aterrorizante en todos los medios, ahora yo siento que ha bajado, pero antes estaba en noticias, radio, en redes sociales, todo el tiempo te estaban preguntando, te hablaban de cosas de coronavirus, y como que todos estaban aterrados, entonces siento que es esta nueva experiencia que cada quien expresa de diferentes formas”, señala Tania, quien asegura que ha faltado mostrar en los medios todas las medidas que se siguen en los hospitales para evitar precisamente la propagación de la enfermedad.

Una vez que Tania ingresa al hospital tiene que bañarse nuevamente, para luego colocarse el uniforme clínico y pasar por el área del hospital. En todo momento debe llevar su cubrebocas plisado N-95, así como lentes especiales.

“Yo estoy en el área de hospitalización, entonces tenemos separadas la zona blanca, la zona estéril, y el ‘coviario’, que son los cuartos en los que se encuentran los pacientes, estas estancias se encuentran cerradas con una puerta de fácil apertura para que al momento que haga este abrir y cerrar no se haga tanto aire”, apunta. En esta área la enfermera se debe colocar un pijama quirúrgico.

“Una vez que entras a esta zona haces la recepción de tus pacientes, únicamente checas las indicaciones que tienen y ya una vez que checaste tienes que ingresar a ver el paciente, ahí sí te tienes que poner todo el equipo; primero te lavas las manos, te pones las botas, el primer par de guantes, te colocas los goggles, te colocas tu cubrebocas plisado, tu N-95 ya forzoso, un gorro adicional, una bata y otro par de guantes, santizas ese par de guantes y ahora sí ya puedes ingresar”, nos cuenta Tania.

Para esta exalumna de la UNITEC los cuidados de enfermería en su día a día son los mismos, lo único complicado es traer tanto equipo, así como requerimientos más delicados al tratarse de pacientes con problemas respiratorios, las actividades que se realizan son las mismas.

“Ya que terminas de hacer todas tus atenciones con tu paciente, estando adentro en la sala te sanitizas tus manos, te quitas uno de los gorros que tienes arriba; vuelves a sanitizar tus manos, te quitas un par de guantes, te sanitizas esos guantes; te quitas las botas y la bata que tienes, la que estuvo expuesta, te la quitas de cierta forma que la que estuvo en contacto con el ambiente se quede mirando, así tal cual hacia el ambiente y no a tu parte interna, porque esa es la parte estéril, y vas a volver a entrar, sino desechas todo”.

Toda esta serie de pasos resulta a veces cansada para el personal de salud que atiende pacientes COVID-19, “el hecho de traer este equipo es complicado en cuestión de deshidratación, no puedes salir al baño y si sales tienes que hacer todo ese proceso”. Al terminar su turno, nuevamente deben tomarse un baño antes de salir del hospital.

 

¿Cómo impacta la pandemia en los enfermeros?

Además de la inversión de tiempo para utilizar tanto equipo, Tania también nos comparte el desgaste emocional que ha llevado su trabajo en estos últimos meses.

“Si llevo muy poco tiempo y ya me siento ya saturada, hay veces que digo, ya por favor, porque lamentablemente ahorita aunque llegue a haber este cambio de semaforización, pues en los hospitales no se está notando absolutamente nada. Entonces, eso es como lo que te mantiene cansado, el hecho de ver que así como sale la gente así entra”, relata.

Y es que como también estar en la primera línea en una guerra genera secuelas en la vida de los soldados, se puede equiparar con el impacto emocional en los trabajadores de la salud que combaten la pandemia. Tania comenta que se les ha ofrecido apoyo psicológico, aunque ve que estos especialistas de la salud mental también se enfrentan a algo que no estaban preparados.

“Mucha gente te menciona que tu carrera es estar lidiando constantemente con la vida y la muerte, pero desafortunadamente en estos tiempos hay más muerte que vida y tienes que empezar a ver esta parte de que es un mal momento, una mala situación y lo único que puedes llegar a hacer es tratar de pasar esta información a tus seres queridos, a amigos, de que todo lo que está pasando es real, tú eres partícipe de esta situación”, menciona.

¿Cómo trabajan los enfermeros en tiempos de pandemia?

¿Cómo preparar a los enfermeros para una pandemia como ésta?

En su papel de docente en su alma máter en el campus Atizapán, Tania ve necesario incluir en todos los planes de estudios de las universidades del país materias que preparen a sus alumnos de Enfermería para tratar con pacientes infecciosos como sucede en estos días con el COVID-19.

 

“Podríamos hacerle un espacio como en la materia de Atención Clínica Patológica o en Salud Pública en la que podamos hablar de cómo tratar a un paciente que es infeccioso, porque ahorita está esto del coronavirus, pero no son los únicos que se considerar como biológicos contagiosos, también tratamos con pacientes con influenza, con neumonías atípicas, tuberculosis, pacientes con los que tengo que tener mucho cuidado para no infectarme, infectar o dañar más a ellos”, añade.

Pero lo más importante es tener siempre en alto la vocación por la salud, pues es al final lo que mantiene a estos profesionales de pie.

“En las últimas fechas se ha hablado de heroísmo o de súper héroes, yo simplemente lo veo como vocación, porque al fin de cuentas las actividades que realizas son las mismas, tratas con humanos, tratas con todos estos tipos de pacientes infecciosos como sanos, si tú no estás amando lo que estás haciendo y solamente lo ves como un ingreso más se te va a complicar esta carrera”, concluye.

¿Sabías que los egresados de Enfermería en la UNITEC llevan una formación científica, tecnológica y humana? Descubre los beneficios de estudiar esta carrera.

Por qué estudiar Enfermería

Tópicos: Licenciatura en Enfermeria, UNITEC, Salud
Ciencias de la Salud UNITEC

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
New Call-to-action