calendar

A dos años de vivir con la pandemia el mundo ha evolucionado y se ha adaptado a los recursos y necesidades del confinamiento, entre ellos la educación virtual a la que estudiantes y docentes se sumaron en cuestión de días. Por ello, profesores de la UNITEC decidieron participar en la Beca Santander “Impacto de la COVID en las IESP-FIMPES” que les permitió llevar a cabo un par de investigaciones sobre las herramientas empleadas en el proceso online de enseñanza-aprendizaje.

Con la participación de docentes de la Universidad del Valle de México y de la Universidad de Sotavento, el DR. Aarón Vásquez Díaz y el Dr. Vladimir Maza Fitzner, por parte de la UNITEC, presentaron un informe técnico de su investigación denominada: “Herramientas tecnológicas aplicadas a la enseñanza antes y durante la pandemia”.

En su presentación ante autoridades de FIMPES y Santander explicaron el marco metodológico basada en una investigación de tipo mixta, transversal, descriptiva y correlacional con participación de estudiantes de 5° a 9° semestre o cuatrimestre del ciclo 3-21 de las universidades antes mencionadas.

“Nos dimos cuenta de que, previo a la pandemia, los alumnos pertenecían a una generación de analfabetas funcionales digitales; tenían la capacidad para entender las redes y ocupar aplicaciones, pero no en el orden educativo. Ya para el 2021 se convirtieron en alfabetas digitales funcionales”, aseguraron los investigadores.

Detectaron también que el mayor impacto de software, ya durante la pandemia, fue la videollamada. Indagaron cómo cada institución involucró a su comunidad a las nuevas herramientas, por ejemplo la UNITEC se apoyó de sus docentes en línea para las capacitaciones, UVM las tropicalizó y la Universidad de Sotavento las adquirió directo del proveedor.

Mencionaron algunas tendencias de uso de software especializado previo y durante la pandemia, tanto por hombres como por mujeres. Entre sus conclusiones determinaron que se tiene una tendencia a ocupar las herramientas ya conocidas antes de englobarlas en una más funcional, por ello indicaron que es indispensable que los docentes empiecen a apropiarse de la tecnología para que le den un giro al uso de la misma, abriendo así las expectativas de los estudiantes para su uso pedagógico.

Mencionaron que se debe buscar que los estudiantes sean prosumidores, es decir, que a la vez que consumen contenido e intercambien información, produzcan nuevos contenidos, lo que los llevará a un nivel superior en la taxonomía de Bloom.

En su turno, el equipo conformado también por docentes de la UVM y por el Mtro. Raúl Anthony Olmedo Neri de Campus en Línea de la UNITEC y la Mtra. Mireya Fausto Rojo, de la misma institución, presentaron el informe técnico de la investigación: “Implicaciones tecnosociales en los entornos educativos emergentes durante la pandemia”.

El objetivo  de este trabajo se centró en analizar las implicaciones tecnosociales sobre la práctica y percepción educativa de estudiantes universitarios en el sistema presencial y en línea, con la finalidad de describir su importancia como factores transversales en el proceso educativo durante la pandemia.

También se dieron a la tarea de describir la infraestructura y accesibilidad a dispositivos tecnológicos e internet en México para contextualizar los retos de la implementación del sistema educativo en línea como alternativa durante la pandemia.

Para ello aplicaron un instrumento en línea a estudiantes de 5° ciclo en delante de la UNITEC y UVM. Entre las observaciones destacaron que los estudiantes pudieron perfilarse a búsquedas científicas a partir de las capacitaciones a los profesores, logrando a su vez creación de contenido; sin embargo, aún existen competencias pendientes por desarrollar, como la seguridad de la información y la resolución de problemas. 

De acuerdo a los investigadores, la competencia digital consta de cinco destrezas básicas que son: búsqueda de información, comunicación, creación de contenido, seguridad y resolución de problemas.

La UNITEC felicita a los docentes por su iniciativa ante estas investigaciones y por obtener la Beca Santander “Impacto de la COVID en las IESP-FIMPES”.

Sigue leyendo...