Para esta egresada de Psicología de la UNITEC Guadalajara su condición física nunca ha sido un obstáculo en su vida. A dos meses de graduarse, ya trabaja como psicóloga del DIF de Tlaquepaque.

paola-rodriguez-egresada-unitec-guadalajara-4

Cuando se celebró la graduación de los egresados de la primera generación de Licenciatura de la UNITEC Guadalajara, en agosto pasado, una larga y calurosa ovación se distinguió en esta ceremonia. Fue la que se le brindó a Paola Rodríguez Aviña.

De hecho, esta graduada de la Licenciatura en Psicología fue la única estudiante de todo el acto académico que recibió, en su propio lugar, su diploma de manos de la Lic. María Elena Limón, presidenta municipal de San Pedro Tlaquepaque, y del Dr. Iván Miranda Sánchez, rector del Campus Guadalajara.

A dos meses de ese memorable día, Paola ya tiene un puesto de psicóloga en el DIF de Tlaquepaque que le ofreció la misma presidenta Limón por su sobresaliente promedio como alumna de la UNITEC Guadalajara. Y por si fuera poco, también cursa, en su alma mater, la Maestría en Psicología en línea, como un medio para obtener su título.

La anterior historia, además de ser muestra de la rápida empleabilidad que tiene un egresado de la UNITEC como de las opciones de titulación y actualización continua que ofrece  la universidad, no tendría mayor relevancia de no ser por un hecho:  Paola padece, desde su primer año de edad,  una parálisis cerebral en el sistema psicomotor.

“Mi condición física nunca ha sido un obstáculo. El maestro Andrés Sandoval siempre me dijo: ‘Tu condición debe de ser un testimonio de que, a pesar de las limitaciones, puedes llegar más allá’. Y sí, siempre lo he tratado de ver así. Obviamente, muchas cosas son más complicadas que otras, pero siempre trato de sacarle lo positivo y funcional”, dice esta joven de 25 años que lleva terapias de rehabilitación y que también asiste a sesiones de equinoterapia. 

Paola Rodríguez Aviña: egresada UNITEC, transforma sus limitaciones en oportunidades

El llamado de la vocación

Originaria de Lázaro Cárdenas, Michoacán, Paola vive  con sus abuelos maternos desde pequeña en Guadalajara, donde se le brindó atención psicológica. Fue ahí y, sobre todo, al conocer a su psicóloga del CRIT de Occidente que descubrió que quería seguir sus pasos. “Yo quería ser como ella y quería apoyar a los niños como ella me apoyaba”, manifiesta.

Con esa idea clara cursó la secundaria y, también, el Bachillerato de Humanidades. Sin embargo, al egresar de la preparatoria sus abuelos la desalentaron a seguir su llamado vocacional, argumentando que los psicólogos “no sirven para nada, se mueren de hambre y solo oyen puros problemas”. De tanto oír “peros” de la carrera, se metió a estudiar Nutrición. Lógico: “No era lo mío y no me veía siendo nutrióloga”, admite.

Fue entonces que se armó de valor para seguir su vocación y desertó de Nutrición, que estudiaba en otra universidad, para ingresar a la Licenciatura de Psicología, en la UNITEC Guadalajara. “En la carrera –expresa- aprendí las bases y la teoría, pero  es aquí, en el DIF, que vivo en carne propia cómo ejercer como psicóloga.”

De su paso por el Campus Guadalajara tiene los mejores recuerdos, sobre todo de su convivencia con Cristy Hernández,  su mejor amiga de la escuela y con la que acumuló innumerables anécdotas. También reconoce los docentes que la marcaron, como el ya citado Mtro. Andrés Sandoval, que fue padrino de su generación, así como del apoyo que recibió tanto por parte del rector del plantel, como del Ing. Ernesto Bautista,  director de División Académica.

Al director Bautista y al rector Miranda les fuimos a dar las gracias por el excelente trato que le dieron a Paola, sobre todo por parte del personal de seguridad. Le estaremos siempre agradecidos”, ratifica su abuelita Martha, pilar y sostén de Paola.

Estrenándose como psicóloga

Desde que Paola supo que quería estudiar la carrera de Psicología, tuvo bien claro que quería ser psicoterapeuta. “Tenía una inclinación por las terapias y por los consultorios”, manifiesta.

Y eso es precisamente a lo que se dedica  en el DIF Tlaquepaque, donde la egresada de la UNITEC Guadalajara se mueve como pez en el agua. En concreto, alterna sus jornadas de trabajo entre la Unidad de Atención Psicológica a Adolescentes y Adultos (UAPAA), para brindar terapia psicológica, y el Centro de Capacitación y Atención para Personas con Discapacidad (CCAPDIS), área donde su jefa la asignó para ayudar a que pacientes con todo tipo discapacidad se den cuenta de que, a pesar de sus limitaciones, pueden salir adelante.

Hasta ahora, a un mes de estrenarse como psicóloga profesional, su trabajo le llena plenamente. “Me gusta lo que hago, cómo me desenvuelvo, el ambiente de mis compañeros, el apoyo y la amabilidad de mi jefa”, manifiesta convencida. Y por  añadidura expresa: “Hago lo que siempre soñé, es mi vocación y, aparte, sigo aprendiendo. Es una plataforma de aprendizaje y de crecimiento.”

Paola Rodríguez Aviña: egresada UNITEC, transforma sus limitaciones en oportunidades

Extrovertida, pero entregada y tenaz

Desde pequeña, Paola ha mostrado un carácter francamente extrovertido. “Me gusta bromear, salir con mis amigos, divertirme, conocer, noviar”, confiesa. Son  rasgos  que le permitieron desarrollarse en escuelas regulares sin tener que asistir a colegios especiales.

Ese carácter que se refleja en una sonrisa tan luminosa y tan amplia que contrastan con su diminuto cuerpo, parecen oponerse a la Paola formal, entregada y tenaz. Pero no, es una de sus otras facetas y la demostró al decidir estudiar la Maestría en Línea en Psicología, opción que le va a permitir titularse. “También en la maestría soy una estudiante sumamente dedicada, pero cuando veo la calificación de 10 digo: ‘Vale la pena el dolor de espalda’”. Su abuelita Martha lo confirma: “Llega la una o las dos de la mañana y ella sigue estudiando”.

Entrada en gastos, su sueño profesional es especializarse como psicoterapeuta cognitivo-conductual. Igualmente, contempla hacer cuantas maestrías y cursos necesite, así como tener una clínica tanto en Guadalajara como en Lázaro Cárdenas, su ciudad natal.  

“No sé si llegue a ser una magnífica psicóloga, pero espero apoyar a las personas que se me crucen en el camino y darles un poco de lo que sé y de lo que he vivido, porque lo que aprendí en la carrera es que, para ser psicólogo, primero es necesario ser una buena personal y también ser empático”, finaliza.

El Licenciado en Psicología egresado de la UNITEC es un profesional que aplica modelos teóricos del aprendizaje y sistemas en psicología para promover el bienestar integral de los individuos.

Estudia una Licenciatura en Psicología

Tópicos: UNITEC Hoy, Licenciatura en Psicologia, Campus Guadalajara
REU

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
¿Estudiar y trabajar es posible?