<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

¿De qué manera los hábitos de estudio se forman y ayudan en nuestro éxito académico? ¿Para qué funcionan? Encuentra la respuesta a tus preguntas aquí.

CADE

Los hábitos de estudio son el mejor y más potente predictor del éxito académico, mucho más que el nivel de inteligencia o de memoria, pues los hábitos son conductas que adquirimos por repetición y que, con el paso del tiempo, se automatizan y nos permiten enfrentarnos  a las tareas cotidianas con mayor efectividad. Por ello, son de gran importancia en nuestra vida. La adquisición de un hábito consta de dos fases:

a) Formación: corresponde al periodo en el que se está adquiriendo el hábito.

b) Estabilidad: sucede una vez que se ha conseguido y se realizan los actos de forma habitual y de manera automática.

Ahora bien, los hábitos de estudio se definen como “los métodos y estrategias que acostumbra usar un estudiante para asimilar unidades de aprendizaje, su aptitud para evitar distracciones, su atención al material específico y los esfuerzos que realiza a lo largo de todo el proceso” (Cartagena, 2008); es decir, hacen referencia a los siguientes aspectos:

  1. Organización y planificación para el estudio: Implica establecer tiempos diferenciados de acuerdo a las dificultades que encontramos en cada asignatura, asignar horarios para estudiar y priorizar entre las cosas que tenemos que hacer de acuerdo a los tiempos disponibles.
  2. Atención y esfuerzo en clase: Es decir, estar atento a las explicaciones de profesores, preguntar si no entiendes, tomar apuntes, organizar diariamente los apuntes y evitar distracciones durante la clase.
  3. Memorización: Hacer uso de estrategias para memorizar más fácilmente un tema como elaborar resúmenes, cuadros sinópticos, esquemas, diagramas de flujo, etc.
  4. Comprensión de lectura: Se refiere al empleo de estrategias para mejorar la comprensión de las lecturas, tales como subrayar, hacer anotaciones, profundizar en otro texto sobre un tema y relacionar el contenido de la lectura con tus conocimientos previos.
  5. Estudiar en casa: Requiere de una buena organización para establecer horarios para el estudio y cumplir con los mismos, asignar un lugar bien iluminado y ventilado para el estudio y tener acceso a materiales bibliográficos e internet para profundizar o ampliar un tema.
  6. Estudiar para los exámenes: Este hábito requiere realizar frecuentes repasos de los temas vistos, resumiendo los contenidos de cada tema a lo esencial y sobre todo iniciar con tiempo un repaso con mayor profundidad para los exámenes.

Sin duda, con constancia y conciencia lograrás adquirir hábitos de estudio que te servirán para un mejor desempeño académico. Si lo deseas, podrás acceder de forma gratuita a los servicios de CADE (Centro de Apoyo y Desarrollo Estudiantil) del Campus Sur, que te brinda apoyo en dos ámbitos:

  1. Asesorías: Acompañamiento adicional para tus materias. Este servicio no sustituye de ninguna manera tus clases ni las complementa, son sesiones a las que puedes acudir con dudas específicas para que el profesor del CADE te apoye a comprender mejor el tema, despeje tus dudas concretas o refuerces los conocimientos de la materia.
  2. Coaching: ¿Te ha pasado que alguna situación familiar, de pareja o emocional que no te permite estar al 100% en tus clases o disfrutar de tu vida estudiantil?

En el CADE de la UNITEC Campus Sur te apoyamos como un coach para que te facilite atención personalizada y te oriente en esos pequeños problemas que no te permiten maximizar tu potencial.

REFERENCIAS

CARTAGENA, M. (2008). Relación entre la autoeficacia, el rendimiento escolar y los hábitos de estudio de secundaria. Revista Iberoamericana sobre calidad, eficacia y cambio en educación, Vol. 6 (3). 

HERNÁNDEZ, C., RODRIGUEZ, N. & VARGAS, A. Los hábitos de estudio y motivación para el aprendizaje de los alumnos en tres carreras de ingeniería. Revista de la Educación Superior, vol. XLI (163), julio-septiembre, 2012, pp. 67-87.

Conoce tu beca aquí

New Call-to-action
Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes

Más recientes

Un día en la vida de un ingeniero