<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

No quedarte en tu primer opción del examen COMIPEMS no debe ser una situación que frene tu sueño de estudiar una carrera profesional. ¡Piensa en un Plan B!

SOLA

Sabemos que el examen COMIPEMS para ingresar a los bachilleratos públicos generan mucha expectativa. Y aunque en México todos los jóvenes tienen la educación media superior asegurada, muchos de ellos quedan fuera de los bachilleratos de la UNAM y del IPN por falta de lugares disponibles y son asignados a planteles que no cumplen con sus expectativas en cuanto a cercanía u horarios.

Tan solo en 2019, de los 310 mil 159 alumnos que se inscribieron al concurso de asignación, 36 mil 507 aspirantes (es decir, 14 de cada 100 que presentaron exámenes) fueron clasificados como “Con derecho a otra opción” (CDO).

“Con derecho a otra opción” significa que no fueron aceptados en ninguna de sus 10 escuelas que habían elegido y tuvieron que elegir alguna de las 251 opciones educativas que quedan disponibles (en total eran 712). Esto es así porque el cupo se cerró en 461 opciones, entre ellas las de UNAM, IPN, preparatorias de la Universidad Autónoma del Estado de México y Colegios de Bachilleres.

Si vas a presentar el examen COMIPEMS este año ¡te deseamos el mayor de los éxitos! Pero recuerda una cosa: en ninguna institución pública de calidad hay lugares suficientes para todos los alumnos que realizan el proceso de admisión y, por lo mismo, es muy importante que tengas presente que ningún estudiante “fracasa” por no haber obtenido un lugar en sus primeras opciones.

No es un fracaso

La experiencia nos dice que cuando los jóvenes ven que no consiguieron entrar al bachillerato que querían los invade una sensación de frustración y fracaso. Por eso es importante que platiques con tus papás para que te ayuden a ver que esta situación no significa que las puertas del estudio se te han cerrado.

Ahora que sabes que 14 de cada 100 jóvenes no fueron asignados a ninguna de sus (hasta) 10 opciones, debes saber otros datos que te harán poner los pies en la Tierra:

  1. Más de 7 mil estudiantes no fueron aceptados en su opción educativa elegida porque no obtuvieron su certificado de secundaria o porque no cumplieron con el promedio de 7.0 que ciertas prepas (IPN, UNAM) exigen. ¡No descuides tu último año en la secu!
  2. No es un asunto de “reprobar” o no el examen COMIPEMS. 3 de cada 10 estudiantes no fueron aceptados en sus primeras cinco opciones. Esto significa que más de 100 mil alumnos están en una prepa que no cumple con sus expectativas.
  3. Solo 1 de cada 4 estudiantes ingresa a la institución que puso como su primera opción en el proceso de admisión de la COMIPEMS. En 2019 fue el 27%.

presentaras-el-comipems-5-cosas-que-debes-saber-5

Tristeza, frustración...

Muchos jóvenes sienten que se acaba el mundo al no haber quedado en la opción en la que querían estudiar. Lo mismo pasa con el examen COMIPEMS que con las pruebas de ingreso a las universidades públicas más demandadas (UNAM, UAM, IPN, UdG, UANL).

Lo que no nos dicen es que no quedanos en la opción de escuela pública que querías no es el fin. De hecho, la frustración es un sentimiento que te puede ayudar a valorar lo que tienes y darte fuerza para luchar por lo que quieres.

Ten en cuenta, además, que las oportunidades para seguir el camino académico empiezan desde cómo tomas las malas noticias.

Después de digerir la noticia, es importante que tú tu familia platiquen y tomen con calma y con información completa una buena decisión de qué es lo que sigue en tu vida académica.

Para que afrontes este difícilo proceso, te damos algunos tips que te ayudarán a pensar con mayor claridad. Toma en cuenta que toda acción que desees emprender debe contar con el permiso y la aprobación de tus padres (nada de "me fui a caminar sin avisar a nadie" o "me fui a hacer ejercicio todo un día al campo").

No me quedé en la prepa que quería

Tómate un tiempo a solas

Sal a caminar o medita en tu cuarto para reflexionar sobre lo que te ocurrió y lo que necesitas. Comprende que lo que te está pasando no es un algo irreparable y aprende de esta experiencia para ver el lado positivo de las cosas.

No me quedé en la prepa que quería

Habla con tus papás

Ellos son los indicados para aconsejarte y darte orientación sobre lo que se puede hacer. Explícales cómo te sientes y si es necesario desahógate de la frustración que puedas sentir. Deja que te apapachen; tal vez necesitas un poco de cariño en estos momentos.

No me quedé en la prepa que quería

Distráete

Ver a tus amigos te permitirá despejarte y alejar la tensión que los resultados del examen COMIPEMS pudieron haber causado. Convive con gente que te haga reír o pasar un buen rato.

No me quedé en la prepa que quería

Haz ejercicio

El estado de ánimo que genera una actividad física puede ser un motivante para evitar la frustración. Desde correr en el parque hasta una visita al gimnasio puede generar las endorfinas necesarias para combatir la tristeza y pensar de una forma clara.

No me quedé en la prepa que quería

Piensa positivo

¿Eres de los que cree que las cosas pasan por algo? Si no es así, deberías  considerarlo. En ocasiones pensamos que nuestro futuro es definitivo y exclusivo de una institución pública, pero las opciones para estudiar son múltiples y una escuela privada avalada por su prestigio y trayectoria académica puede ser la opción

No me quedé en la prepa que quería

¿Por qué no debes ingresar a una prepa que no te convence?

Las investigaciones demuestran que, a lo largo de toda la vida escolar de los mexicanos, el ciclo en el que más personas abandonan los estudios es durante el primer año de bachillerato. De ahí que no sea tan conveniente que ingreses a una prepa que no cumpla con tus expectativas y las de tu familia, pues si no estás contento, es probable que dejes de estudiar.

Tampoco es recomendable que esperes un año para volver a hacer el examen de admisión, pues además de que eso no asegura que sí obtengan un lugar en la prepa que quieres, dejar de estudiar implica que te desacostumbres al ritmo que implica la escuela.

Es hora de olvidar el pasado y formar un Plan B. Recuerda que aunque no te quedaste en la prepa que tú querías el hecho de seguir en el camino del estudio y la búsqueda de una escuela de tu agrado ya te hace un ganador.

¡Ah! Si lo que te interesa es el plan de estudios de Prepa UNAM, existen algunas prepas privadas que ofrecen esta modalidad.

Conoce más de Prepa UNITEC. Sus becas académicas desde primer ingreso (que se otorgan en función de tu promedio de secundaria), las instalaciones universitarias y su ambiente estudiantil seguro e incluyente, harán de esta etapa una de las mejores de tu vida. 

Conoce + de Prepa UNITEC

Tópicos: Prepa UNITEC, Padres de Familia, Prepa UNAM, COMIPEMS, EXAMEN COMIPEMS
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero