<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

Flores de cempazúchitl, altares y tumbas... ¡Conoce más de la mística del Día de muertos en Mixquic, Tláhuac! Una celebración muy mexicana

Día de muertos en Mixquic, Tláhuac: Tradición mexicana

Desde hace más de 400 años, en el pueblo de  Mixquic, ubicado en la delegación Tláhuac, se festeja a los muertos difuntos a partir del 31 de Octubre. Dicho festejo lo realizan a través del montaje de ofrendas para los difuntos, adornadas con flores, comida y otros elementos; así como obras de teatro, música, exposiciones, danza y pinturas de arena de color en el piso.

¿De dónde viene Mixquic?

Para comenzar, el nombre de este sitio proviene de la etimología náhuatl “mixquitl” que significa mezquite y de la posposición “c” que se traduce como “en el”, y que en conjunto se traduce del náhuatl al español como “En el mezquite” o “Lugar de mezquites”. 

Día de muertos en Mixquic, Tláhuac: Tradición mexicana

¿Cómo es la celebración de Día de Muertos en San Andrés Mixquic?

En este sitio, la mística en Día de Muertos es impresionante. La celebración comienza el 31 de octubre, día en el que se colocan los altares de muertos y se vuelven uno de los atractivos locales. Éstos se adornar colocando una mesa con mantel y encima, las ofrendas para el difunto, tales como la sal (para el alimento), agua (para apaciguar la sed), veladoras (para alumbrar su camino) y la flor de cempaxúchitl (para adornar).

La ofrenda se complementa con fruta, pan de muerto; para el caso de los niños se incluyen figurillas de xoloitzcuintles (perros) para que guíen sus almas por el inframundo, flores blancas, que representan la pureza de los niños y amarillas que iluminan el camino de las almas de los difuntos adultos, para que no pierdan la senda.

Día de muertos en Mixquic, Tláhuac: Tradición mexicana

En el segundo día de la celebración, es decir, el 1 de noviembre, al sonar las campanas a mediodía, se anuncia en el pueblo la llegada de las animas de los niños y adultos. 

Es hasta el tercer día, el 2 de noviembre, cuando se realiza el evento de la famosa “Alumbrada” en el panteón, en el que se rinde homenaje a los difuntos. Para hacerlo, los familiares y amigos se preparan para arribar a partir de las siete de la noche a las tumbas de sus muertitos y las decoran con flores, velas y cirios. El panteón se ilumina impresionantemente por la gran cantidad de personas que acuden a mostrar su respeto a sus familiares que se encuentran en otra vida, así como de turistas que acuden a presenciar el rito.

Día de muertos en Mixquic, Tláhuac: Tradición mexicana

Justo en medio del panteón de Mixquic, se ubica el Templo de San Andrés. Si te animas a unirte a la celebración en este sitio, no dejes de visitarlo, ya que el retablo y el techo están finamente labrados y vale la pena conocerlos.

Ya para finalizar esta fiesta, los pobladores van de casa en casa ofreciendo a sus vecinos fruta, pan y comida. Es con este acto como se da por terminado el festejo en esta bella población.  

Día de muertos en Mixquic, Tláhuac: Tradición mexicana

El Día de Muertos, es una de las tradiciones mexicanas que más trasfondo espiritual tiene y vale la pena conservar y conocer. Es identificada por el turismo nacional y extranjero alrededor del mundo y lucha por su sobrevivencia entre los festejos que cada vez se asientan más entre las nuevas generaciones. 

¿Cómo llegar a San Andrés Mixquic?

San Andrés Mixquic es uno de los siete pueblos originarios de la alcaldía de Tláhuac y está considerado como uno de los 21 barrios mágicos de la Ciudad de México. 

Día de muertos en Mixquic, Tláhuac: Tradición mexicana

Si te interesa saber más acerca del turismo en México, las necesidades del sector y trabajar en esta industria, conoce nuestra oferta académica. 

¿Te interesa estudiar turismo?

Tópicos: Licenciatura en Turismo y Reuniones, Vida Universitaria
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero