<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

El pensamiento enfocado en la resolución de problemas involucra habilidades que permiten a las personas aprender por sí mismas y generar nuevos conocimientos.

pensamiento_enfocado_resolucion_problemas_1

El modelo enfocado en la resolución de problemas puede ser de mucha utilidad en el proceso de enseñanza-aprendizaje para docentes y alumnos. Va en la línea de la propuesta educativa que privilegia la reflexión por encima de la memorización, un terreno en que los docentes se preparan hace tiempo.

Las investigaciones sobre el proceso de resolución de problemas también tienen su historia. El artículo La creatividad y la resolución de problemas como bases de un modelo didáctico alternativo, del Doctor José Joaquín García, de la Universidad de Antioquia, presenta la siguiente cronología sobre esos estudios:

  • Iniciaron en la década de los 50. Algunas de sus conclusiones fueron que los procedimientos podían enseñarse como hábitos, que los estudiantes necesitaban recibir información del proceso de solución y del campo al que pertenece el problema.
  • En los 60 se diseñaron estrategias para fomentar el pensamiento divergente (trabaja explorando muchas posibles soluciones, en poco tiempo y con conexiones inesperadas), con programas basados en historias policiales y de misterio.
  • Para los 70, los esfuerzos se orientaron hacia el entrenamiento en el manejo de atajos mentales, que dio lugar a programas con patrones de resolución de problemas.
  • Una década después combinaron sesiones de aprendizaje sobre contenidos específicos de un campo de conocimiento con otras destinadas a las capacidades creadoras y las aptitudes para solución de problemas.

El pensamiento enfocado a la resolución de problemas va en la línea de la propuesta educativa que privilegia la reflexión por encima de la memorización.

pensamiento_resolucion_problemas_2

¿Qué dicen las investigaciones actualmente?

Estudiosos han definido el pensamiento como un conjunto de habilidades que, en consecuencia, se pueden aprender y enseñar. Algunos autores delimitan cuatro dimensiones clave:

  • Metacognición: habilidad para la introspección reflexiva; conciencia de cómo, cuándo y por qué se utilizan los recursos de aprendizaje.
  • Pensamiento crítico: juicio autorregulado; instrumento de investigación que permite decidir qué hacer y en qué creer, utilizando la reflexión y la racionalidad.
  • Resolución de problemas: proceso para identificar y definir el problema, planificar la solución, ejecutarla y verificar los resultados; y
  • Pensamiento creativo: generación de una idea o producto novedoso y valioso.

Aprender a pensar es esencial y esto es, justo, la base del modelo de pensamiento enfocado en la resolución de problemas. El tema no es exclusivo del terreno pedagógico, está íntimamente ligado a la historia de la humanidad: desde la infancia hasta la edad adulta, el individuo se adapta al medio porque resuelve problemas. En el campo social, favorece cambios en las formas de ver y de pensar el mundo. Es, de hecho, la base de la cultura del cambio.

La resolución de problemas exige a los estudiantes identificar, comparar, clasificar, resumir, relacionar variables y elaborar conclusiones. 

pensamiento_resolucion_problemas_3

Problema vs. ejercicio

En este modelo didáctico un problema es una oportunidad de poner en juego los esquemas de conocimiento para hallar una solución. Esto implica, por ejemplo, que el alumno reorganice lo que sabe, se acerque al problema, desarrolle nuevos conceptos y capacidades creativas. Los ejercicios, en cambio, son herramientas útiles para que ellos automaticen rutinas y procedimientos, apliquen determinados algoritmos y fórmulas. La resolución de problemas exige a los estudiantes identificar, comparar, clasificar, resumir, relacionar variables y elaborar conclusiones. ¿Cómo se pone en práctica un modelo como este?

José Joaquín García describe algunos elementos básicos:

  • Seleccionar y diseñar situaciones problema con carácter creativo, vinculadas con las materias, con situaciones de la vida diaria o hipotéticas, para que el alumno pueda elegir la que le interese; elaboradas a partir de conocimientos ya adquiridos que puedan generar aprendizajes nuevos, contextualizados y con un componente lúdico o literario.
  • Diseñar un heurístico que sirva de guía a los estudiantes, esto es, buscar nuevos puntos de vista, hallar representaciones simbólicas, transferir procedimientos, hacer analogías, hallar dependencias causales, hacer asociaciones y deducciones, usar el razonamiento inverso desde el estado final hacia el inicial.
  • Generar ambientes creativos para el trabajo en el aula, por ejemplo, a través de la formación de equipos de trabajo propicios para el disenso en las opiniones, con roles, compromisos y tareas para cada uno de sus integrantes.

pensamiento_enfocado_resolucion_problemas_3

¿Se anima?

El pensamiento enfocado en la resolución de problemas viene acompañado de un componente creativo. José Joaquín García describe la creatividad como un conjunto de capacidades que presentamos enseguida. Lo invitamos a revisar cuántas de ellas están en su lista de trabajo dentro del salón de clases:

  • Sensibilidad o receptividad.
  • Flexibilidad para cambiar los enfoques desde los cuales se aborda el problema; capacidad para tolerar lo ambiguo, lo contradictorio y lo múltiple, habilidad para abandonar viejos modos de pensar.
  • Fluidez de pensamiento que incluye cuatro componentes, tres de ellos asociados con el lenguaje: capacidad para producir palabras con un mismo fonema o a partir de una misma cantidad y tipo de letras; para encontrar sinónimos; y para yuxtaponer palabras y conformar estructuras gramaticales. El cuarto componente es la habilidad para generar ideas en un tiempo limitado.
  • Capacidad para percibir conexiones no obvias entre los hechos.
  • Capacidad de representación, establecer nuevos modelos y relaciones diferentes entre sus elementos.

Es probable que ya esté usando algo de lo compartido en este texto. Si aún no lo ha puesto en marcha, anímese a hacerlo. Las habilidades del pensamiento y las bondades de la creatividad pueden darle a su labor docente un toque de vivacidad que le ayudará a mostrarles a sus alumnos que los problemas no son obstáculos, sino puertas de acceso al crecimiento intelectual.

¿Esta información fue útil para ti? Suscríbete al blog y recibe lo mejor de nuestros temas en la bandeja de tu correo electrónico.  

Suscríbete al blog

Tópicos: Padres de Familia, Licenciatura en Pedagogia, CADE
REU UNITEC

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero