<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

¿Esperas la convocatoria de la universidad pública? ¿Aún no tienes tu resultado? Aprovecha el tiempo y considera todas las opciones que tienes para convertirte en universitario. ¡Evita posponer tus estudios!

convocatorias de las universidades públicas

Cada año, miles de estudiantes están atentos a las convocatorias de las universidades públicas. Por ejemplo, en el primer trimestre del 2019, más de 150 mil estudiantes hicieron examen para ingresar a alguna licenciatura que oferta la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). De acuerdo con los resultados publicados el 25 de marzo, poco más de 15 mil obtuvieron un lugar, lo cual quiere decir que solo el 10% de los jóvenes que ya presentaron el examen de la UNAM podrá cursar ahí sus estudios profesionales.

En el caso de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), los cerca de 98 mil estudiantes que registraron su solicitud para el primer proceso de selección de 2019 siguen a la espera de una nueva fecha para presentar su examen de admisión, pues la institución está en huelga desde el 1 de febrero y originalmente la prueba debía presentarse el 16 y 17 de marzo. Desafortunadamente, la paciencia de estos aspirantes será puesta a prueba dos veces: primero, deberán estar atentos a que existan nuevas fechas de examen y de publicación de resultados, y segundo, deberán estar conscientes de que la UAM solo acepta al 14% de sus aspirantes.

como-saber-que-carrera-estudiar-8-compressor

¿Qué hacer ante la incertidumbre que generan los procesos de admisión a las universidades públicas?

He aquí tres cosas concretas que te conviene hacer estos días para mantenerte tranquilo y evitar que cunda el pánico:

  • Sigue preparándote para tus exámenes de las universidades públicas, pues tarde o temprano los presentarás. No dejes de estudiar los temas que se te dificultan, ni de repasar los temas que ya dominas. Recuerda que el hábito del estudio es como un músculo al que hay que seguir entrenando siempre para mantenerlo en óptimas condiciones.
  • No descuides este “último jalón” de la prepa. Como ya debes saber, en la Ciudad de México, apenas 1 de cada 7 estudiantes que hacen examen para entrar a las universidades públicas logra ingresar, debido a la falta de lugares disponibles. Recuerda que tu promedio de prepa puede hacer la diferencia al buscar un mejor porcentaje de beca en las universidades privadas.
  • Ten paciencia y abre tus horizontes. Como profesionista, deberás enfrentarte a cientos de situaciones estresantes. Ante la incertidumbre de los procesos de admisión de las universidades públicas, lo ideal es que pienses en un Plan B. Ponte las pilas e investiga sobre más opciones educativas, ¡tanto públicas como privadas! Sobre estas últimas, tal vez pienses que solo hay de dos sopas: las que son muy caras (pero garantizan calidad educativa y buenos trabajos) y las universidades “patito”... Sin embargo, la meta de cursar una licenciatura bien vale la pena que te tomes el tiempo de hacer una investigación a conciencia en la que revises los planes de estudio, las instalaciones y esquemas de financiamiento de las universidades privadas para que te des cuenta de que sí hay opciones de calidad educativa y colegiaturas accesibles.

convocatorias universitarias: toma las riendas de tu futuro

¡Toma las riendas de tu futuro!

¿Sabías que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI, un egresado de licenciatura gana en promedio el doble que quien solo estudió la prepa? Así, el camino más seguro para tener una mejor calidad de vida es la educación y, cuanto antes empieces a estudiar tu licenciatura, mayores serán tus oportunidades de acceder a mejores oportunidades laborales y lograr todos tus objetivos.

¡Evita posponer tus estudios! Ante este panorama lo más importante es que sigas estudiando. Quizá llegues a pensar que la mejor alternativa es tomar un año sabático, pero es importante que conozcas los pros y contras para determinar si es la mejor opción para lo que esperas en tu futuro.

La sabiduría popular nos dice que “las cosas pasan por y para algo”. En lugar de enfrascarte en el nerviosismo que provocan los procesos de admisión a las universidades públicas, lo mejor que puedes hacer es adoptar una actitud proactiva, pues en un futuro agradecerás haber tomado cartas en el asunto y no haberte quedado esperando “a ver qué pasa”.

¿Tú cómo te preparas para los exámenes de admisión a la universidad? Comparte con nosotros tu testimonio y suscríbete a nuestro blog.

Suscríbete al blog

Tópicos: Licenciaturas UNITEC
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero