calendar

El Día Internacional de la Mujer es una gran oportunidad para reflexionar sobre una sociedad más equitativa que hombres y mujeres estamos creando.

 

Haber nacido en estos tiempos es una fortuna. Ser mujer en el siglo XXI implica enfrentarnos a retos y oportunidades que nos inspiran a reinventarnos, a establecer metas ambiciosas, a atrevernos y superarnos. En el pasado nos dedicábamos a los hijos o al matrimonio; hoy día nuestros roles son tan diversos como lo queramos. Somos madres, parejas, alumnas, profesionistas.

¿Qué papel juegan las mujeres en el ámbito profesional?

 

En cuanto al campo profesional, las mujeres de hoy hemos aprendido a valernos por nosotras mismas, y esto nos ha generado una gran autoconfianza. Hemos aprendido a tener actitudes firmes frente a decisiones clave, y esta competencia que hemos desarrollado nos ha sido muy útil en todos los ámbitos de la vida. Las mujeres de hoy tropezamos, pero sabemos reconocer nuestras debilidades y convertirlas en fortalezas.

Asimismo, como confiamos en nosotras mismas más que nunca, las mujeres de hoy nos establecemos metas ambiciosas. Nos hemos probado a nosotras mismas y a los demás que somos capaces de lograr aquello que nos propongamos, y esto se ha visto reflejado en que existan más oportunidades de ocupar posiciones de autoridad y de alta dirección para nosotras.

 

¿Cuáles son los retos de las mujeres de hoy?

Eso sí: nos enfrentamos a un reto importante, que es tener muy claras cuáles son nuestras prioridades personales y profesionales. En algún momento de nuestra realización profesional perdimos el equilibrio y pusimos como prioridad número uno el trabajo. Aún tenemos el desafío de encontrar un balance. Tenemos una gran responsabilidad al respecto, pues estamos abriendo una brecha para las mujeres que vienen detrás.

El Día Internacional de la Mujer nos permite reflexionar sobre la sociedad que hombres y mujeres estamos creando. Estamos en este camino juntos, creando un entorno más equitativo.

 

En el ámbito personal, estamos aprendiendo a darle espacio y balance a la maternidad, al estudio, a la pareja, a nuestros sueños y ambiciones. Pienso que las mujeres tenemos la fragilidad de la naturaleza femenina, pero somos fuertes; somos sensibles pero no débiles. Tenemos un corazón valiente, dispuesto a dar amor y a permitir ser amadas, pero siempre cuidadoso de que no nos hieran. No nos interesa ser más que el hombre, ni siquiera iguales: sabemos que somos diferentes y complementarias. Buscamos superarnos a nosotras mismas y aportar a la sociedad en su conjunto.

¿Por qué celebrar el Día de la Mujer?

claudia-roldan-rectora-atizapan

El Día Internacional de la Mujer nos permite reflexionar sobre la sociedad que hombres y mujeres estamos creando. Estamos en este camino juntos, creando un entorno más equitativo. Sin embargo, espero el día en que no tenga que existir un movimiento para que la mujer tenga un lugar en este mundo.

Tanto mujeres como varones tenemos la responsabilidad de construir un mundo con oportunidades equitativas; de reconocernos el uno en el otro, de encontrar fortalezas en ellos y ellos en nosotras. Este día nos debería inspirar no sólo a pensar en ellas, sino en la responsabilidad conjunta que tenemos de crear una sociedad basada en el respeto, la dignidad, el reconocimiento y el apoyo mutuos.

¿Qué opinas de esta reflexión en torno al Día Internacional de la Mujer? ¡Queremos leer tus opiniones en los comentarios!

 

Sigue leyendo...