Sigue estos consejos y desenvuélvete en tu lugar de trabajo como todo un profesional.

3 reglas de comportamiento en la oficina

Ya sea que tengas un empleo de medio tiempo o que tus jornadas laborales sean de más de ocho horas, lo cierto es que el tiempo que pasas en la oficina es mucho y, por lo general, suele ir en aumento conforme vas construyendo tu carrera laboral. Toma nota de estas reglas para que te comportes a la altura de las circunstancias y evites convertirte en un miembro no grato de tu comunidad oficinista: 

3 reglas de comportamiento en la oficina

Recuerda que no es tu casa

Sí, pasas muchísimas horas ahí y está bien que acondiciones un poco el espacio donde trabajas para sentirte cómodo, pero no estás en tu casa ni en tu cuarto. Una cosa es poner una plantita para hacer más acogedor el ambiente y otra muy diferente es llenar tu oficina de fotos y objetos personales. Tampoco es el lugar adecuado para llevar a cabo actividades de “aseo personal”; las mujeres no tienen por qué maquillarse en su escritorio y no hay razón que justifique los hombres se corten las uñas en su lugar de trabajo. En cuanto a lo que comes en tu lugar de trabajo, evita los alimentos olorosos y procura solo ingerir cosas que no dejen muchas migajas: el escritorio no es comedor.

3 reglas de comportamiento en la oficina

Sé prudente con tus compañeros

La prudencia implica prestar atención cuando alguien quiere comentarte algo sin estar viendo la pantalla del celular. Si algún compañero te interrumpe constantemente para contarte cada anécdota de su fin de semana, estás en todo tu derecho de pedirle que “guarden” esa conversación para la hora de la comida. Además, ser prudente también significa respetar la privacidad de tus compañeros: no tienes por qué asomarte a su pantalla a cada rato ni “parar la oreja” cuando hablan por teléfono.

3 reglas de comportamiento en la oficina

Procura el silencio

La cultura organizacional de la mayoría de las empresas en México incluye una buena dosis de socialización y pláticas a lo largo del día. Sin embargo, es responsabilidad de cada empleado cumplir con los pendientes diarios y seguramente no quieres ser percibido como la persona que siempre distrae a todo el mundo. Evita gritar de un extremo de la oficina al otro, baja el volumen del timbre de tu celular o, mejor aún, ponlo en silencio; escucha música con los audífonos puestos y limita el volumen de tus carcajadas cada vez que veas un meme buenísimo.

Está comprobado que nos podemos concentrar mejor estando en silencio: procura no ser tú el que siempre lo rompa a la menor provocación.

¿Qué otra regla de comportamiento agregarías a esta lista? Comparte con nosotros tu testimonio y suscríbete a nuestro blog.

Suscríbete al blog

Tópicos: Empleo, Bolsa de Trabajo
UNITEC Te Impulsa

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Ebook cómo elegir una maestría