La pandemia nos ha enseñado que el cambio puede producirse de la noche a la mañana, los hoteleros, establecimientos de venta de alimentos y bebidas, prestadores de servicios y los anfitriones deben permanecer atentos y ágiles, preparados para adaptarse en un mundo que avanza a toda velocidad. 

La robótica tiene mucho que brindar al futuro del sector turístico, un claro ejemplo son los robots de reparto y las cocinas automatizadas. La llegada de estos avances está revolucionando el sector de Hospitalidad mejorando la eficiencia, facilitando las labores de los empleados, agilizando procesos y ayudando a gestionar mejor estos servicios complementarios en la industria.

Su potencial es tan grande que los nuevos agentes de la industria se están apoyando en nuevos modelos de negocio disruptivos. Ellos se aprovechan de la tecnología para reducir costos al perfeccionar sus procesos, sumando que se mejora la experiencia del cliente y a la par las condiciones de trabajo de los empleados.

Por ejemplo, Cartke, el primer proyecto de entrega automatizado del mundo que ya está operativo en Estados Unidos, Japón y algunos países europeos, consiste en robots diseñados para transportar productos a cortas distancias mediante una plataforma digital.

AC Hotel Miami Dadeland, recién inaugurado, cuenta con restaurantes que funcionan de la siguiente manera: al realizar el check-in los huéspedes reciben un código QR que los dirige a la página web de FanFood, en donde podrán elegir y pedir comida de los restaurantes participantes dentro del Pabellón y se entrega en el lugar del hotel en donde se encuentren. 

Pizza Hut cuenta con un primer módulo de restaurante totalmente automatizado y desarrollado que ya está operando en Israel.

Está a punto de salir al mercado por medio de las compañías españolas Dax Robotics y Brobot el primer robot del mundo capaz de preparar una tortilla de papas española.

Frederick Gifford, de la empresa Head of Strategy on Gastronomy, mostrará que los robots no solo cumplen órdenes, también pueden crear y sorprender con sus obras y de esta manera se puede conseguir potenciar la creatividad de los chefs; mediante el trabajo en equipo entre humanos y máquinas, mediante recetas que sean más sostenibles, saludables y sabrosas. Incluso posibilita la ejecución de procesos en condiciones extremas que no pueden ser realizadas por los empleados. Así, los hoteles podrían ofrecer un servicio de restauración más sorprendente y completo.

Las cocinas automatizadas pueden marcar el futuro de la robótica, el secreto será trabajar en implementar estos robots a la operación, brindando calidad y atención que no pueden ser sustituidos por una máquina.

¿Qué piensas sobre estas implementaciones, el futuro nos alcanzó?

icono-calculadora-1

¡Estudia en UNITEC con una beca!

Sigue leyendo...