Llega la temporada de exámenes y con ellos la ansiedad y el estrés por la presión de dar lo mejor de nosotros mismos. Detecta a tiempo los signos y canalízalo de una manera saludable.

Estrés y ansiedad durante los exámenes: evítalos

Muchos de nosotros alguna vez experimentamos esa sensación de tensión y nervios, sobre todo en temporada de exámenes. Algunos más que otros, pero siempre con algún efecto secundario, debido al estrés que se produce en esas situaciones.

Los especialistas llaman a esto Ansiedad de Ejecución, que puede experimentar una persona en una situación donde importa mucho el rendimiento, aunado a una presión por hacer las cosas bien.

Los síntomas de este tipo de ansiedad son dolor de cabeza, sudoración de manos, aumento del ritmo cardiaco, así como malestares gastrointestinales, siendo la adrenalina, hormona que la provoca.

Sin embargo, muchos profesores y alumnos consideran el estrés como una característica normal al momento de presentar exámenes.

Incluso, muchos están convencidos que el estrés puede ayudar a que el alumno esté más alerta y despliegue mayor esfuerzo de concentración y acción, lo cual le ayudaría a mantener un rendimiento alto mientras hace su prueba.

Estrés y ansiedad durante los exámenes: evítalos

¿Puedo sufrir estrés?

Cualquiera de nosotros puede padecer estrés, sin embargo, si eres una persona perfeccionista, tienes más posibilidades de que afecte a tu rendimiento. También, si no te preparaste lo suficiente para tu examen, corres el riesgo de sentir ansiedad y estrés antes de presentar tus exámenes.

Estrés y ansiedad durante los exámenes: evítalos

Si sufres estrés te recomendamos….

No intentes estudiar todo una noche antes de los exámenes. Planea bien tu calendario escolar y estudia mínimo con una semana de anticipación. También, deberás dormir bien, ya que la falta de sueño puede ser otro factor que provoque ansiedad.

Crea tus propias pruebas y respóndelas como si estuvieras tomando el examen. Esto te ayudará a corregir errores y a manejar tu estrés.

Y recuerda llegar temprano a tus exámenes con todo los materiales que requieras para presentarlo. Sin duda, esto te ayudará a olvidarte de pequeños detalles que pudieran afectar tu rendimiento.

 

Sigue leyendo...