<img height="1" width="1" alt="" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?ev=6026902409524&amp;cd[value]=0.00&amp;cd[currency]=USD&amp;noscript=1">

Cada año miles de jóvenes no son aceptados en la preparatoria que desean. Si tú y tu hijo se encuentran en esta posición, siempre deben de estar preparados. ¿Cómo? Con un plan B para la prepa.

Los jóvenes que no logran salir en las listas de admitidos  a una preparatoria pública son noticia de cada ciclo escolar. En 2018, según información de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Superior (Comipems), 43,241 aspirantes a ese nivel educativo fueron rechazados, lo que representa el 14% de los jóvenes registrados en dicho concurso. Los motivos del rechazo, detalla la Comipems, fue no haber presentado el examen, no haber obtenido el certificado de secundaria o presentar alguna irregularidad.

Cuando su hijo no es aceptado en la prepa pública tal y como lo tenía planeado, se puede sentir frustrado, al pasar a formar parte de las estadísticas negativas. Pero, aunque usted especule y especule, ¿cuál es la razón de fondo por la que su hijo no pasó el examen de admisión?

Plan B para la prepa: una alternativa para seguir estudiando

Puede haber varias respuestas, pero también es posible que la verdadera razón no dependa de usted ni de su hijo. Es decir, ocupar un sitio en las preparatorias públicas requiere de algo más que de un buen puntaje en el examen de admisión; aparecer en la lista de admitidos también depende de factores como el cupo disponible en la prepa que a su hijo le interesa.

Ante estas circunstancias, hay quien se da por vencido o decide esperar a una próxima oportunidad. Pero hay también quien busca alternativas y arma un plan B para continuar con su proyecto de vida.  

Plan B para la prepa: una alternativa para seguir estudiando

Una buena opción

Si usted es de los que no se quedan con los brazos cruzados esperando que la providencia le resuelva sus problemas, seguramente ya cuenta con un plan B para la prepa de su hijo.

Bien dicen ser precavido vale por dos y, por ello, usted ha considerado que la educación privada puede ser una buena opción para que su chico continúe con sus planes escolares.

Pero, de entre las alternativas de prepas privadas ¿cuál es la que puede ser mejor para su hijo?, podría preguntarse.

Plan B para la prepa: una alternativa para seguir estudiando

A continuación, le damos unos consejos que debe tener en cuenta para resolver dicha incógnita:

  • Haga una lista de escuelas y visite tanto sus páginas web como sus instalaciones.
  • Investigue sobre su trayectoria, prestigio en la comunidad y calidad académica.
  • Infórmese sobre sus planes educativos y sobre cómo preparan a los jóvenes para su ingreso a la universidad.
  • Cerciórese de que cuenten con un ambiente sano, seguro e incluyente.
  • Infórmese sobre sus planes de pago y, también, si cuentan con algún tipo de beca.
  • Siempre platique con tu hijo sobre estas opciones para seguir estudiando y, juntos, tomen la mejor decisión.

¿Falló el plan A? Ponga en marcha el plan B para que su hijo continue con su formación. Prepa UNITEC puede ser la opción que busca para sus horizontes académicos. 

Conoce + de Prepa UNITEC

Tópicos: Prepa UNITEC, Padres de Familia
New Call-to-action

También te puede interesar:

Estudia en la UNITEC
Solicitar Informes
Un día en la vida de un ingeniero